miércoles, 29 de septiembre de 2010

Del prestigio médico como premio y los prebostes

Cada día, en España se celebran bastantes actos y conferencias (a alguna hasta voy yo) donde se hacen sesudas reflexiones y recomendaciones sobre la organización sanitaria. Los políticos suelen ir solícitos y deseosos de salir en los medios de comunicación. Entre discurso y discurso, junto a las correspondientes comidas y cenas, el tiempo de trabajo sosegado en los despachos debe ser mínimo.
En una de ellas, el Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ante la próxima y ampliamente rechazada medida del área única y de "libertad de elección" ha buscado un argumento que nos haga sentir halagados a los médicos para que los pacientes "nos elijan".

"Para médicos y enfermeras va a suponer una clara mejora", afirmó tras asegurar que, hasta ahora, el punto de partida en la relación entre el médico y el paciente es, "la obligatoriedad o la prohibición de acudir a una consulta diferente a la suya", mientras que ahora esto va a ser sustituido por, "la confianza basada en el talento". Para el consejero, este es el mejor punto de partida, "y más en una profesión basada en la humanización". Según, Javier Fernández Lasquetty, "con la Libre Elección, el talento profesional se verá especialmente reconocido y su prestigio incrementando". En la opinión del consejero, esta libertad se traducirá en una mejora del prestigio de cada uno de los médicos y enfermeras, así como del conjunto del sistema sanitario madrileño, "algo que se reforzará con más énfasis en la Atención Primaria"

Me permito recordar al Consejero, que la adscripción de nuevos pacientes solo me provoca más trabajo por la misma retribución, dada la ridícula cantidad que incrementa cada paciente asignado. Agradezco a los pacientes su confianza en mi labor, pero de la Administración no espero que reconozca mi prestigio y talento, sino una retribución justa a mi esfuerzo. Las palabras grandilocuentes buscan desviar la atención.
Y todo ello, se dice que en reuniones de gente que hace mucho que no pasa consulta, o no la ha pasado nunca, que se reúne en buenos hoteles, que representan claros intereses económicos alrededor del mundo sanitario y que les importa un "higo" el trabajo que realizamos cada día, mientras ellos vean "oportunidad de negocio".

5 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. Ojala algún periodista se decida a contar en los medios de gran difusión todo lo que hay detrás de la falacia del área única. No esta mal recordar que seguimos siendo los segundos por la cola respecto a sueldos en la UE. Y que de momento lo único que llevamos visto es en tu caso que te bajan de 8 a 7 mn por paciente y en el mío que sigo con 6 pero ademas me ponen mas huecos en la agenda.
    Un abrazo desde mis vacaciones, deseando que no llegue el 13 Octubre porque vuelvo y no se con que me voy a encontrar.

    ResponderEliminar
  2. sin herir sensibilidades. yo en el sector publico, como enfermero, cobro lo mismo vea a 1 o 1000 pacientes. porque los medicos teneis q ser diferentes?

    ResponderEliminar
  3. Nunca me he comparado con otros sanitarios. ¿Y si tuvieras que atender 2.000, en vez de 1.000? o 50 camas en vez de 25?
    Las diferencias son claras

    ResponderEliminar
  4. La libre elección de médico?
    Si nos hubieran preguntado a los médicos de zonas que ya lo tenemos les diriamos que No sirve para nada.
    - Primero saturan a los mejores médicos (como siempre en el SNS, fastidiemos a los mejores pagando lo mismo)
    - El paciente quiere elegir a ese médico pero su cupo ya está cerrado. Luego no puede elegir médico.
    . Ademas se le dice que vale, que lo elija, pero que el médico no iria a su domicilio si lo necesita (aviso o visita), con lo cual excluimos a ancianos, inmovilizados...
    Es decir, al final solo se cambia el joven que no tiene mucho que hacer y puede dejar su trabajo dos horas para ir a la otra parte de la ciudad, y solo mientras no le de un vertigo importante o lumbalgia que le postre en casa.
    En estos casos nos toca ir al médico de la zona que no lo conocemos de nada y no lo volveremos a ver mas, y que muy probablemente vaya muy molesto por la desorganización que estos avisos provocan...
    En fin, que al final, por nuestra exoeriencia, cambios nada relevantes. Es una decisión "guapa", "electoralista" exenta de contenido por falta de aplicabilidad con una buena calidad.
    Al menos eso es mi opinión...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo, José Antonio

    ResponderEliminar