miércoles, 20 de julio de 2011

Bursitis troncantérea: Alivio a corto plazo infiltrando esteroides

El Annals of Family Medicine es una excelente revista de acceso libre. Publica una amplia variedad de temas, incluidos temas de investigación realizada en Atención Primaria. Un reciente trabajo realizado en Holanda evaluaba la eficacia a corto y medio plazo de la infiltración con esteroides el área trocantérea versus tratamiento habitual en Holanda: analgésico según necesidad. 

Es un estudio con enfoque pragmático, multicéntrico, abierto y aleatorio realizado en Holanda. Ochenta y un pacientes de 18 a 80 años con diagnóstico de dolor en el área trocantérea que consultaban a sus médicos de familia, fueron distribuidos de forma aleatoria para recibir inyecciones locales de corticosteroides (n = 60) o la atención habitual (n = 60). Los objetivos de evaluación fueron los resultados sobre la intensidad del dolor (escala de calificación numérica 0 a 10) y la recuperación del paciente (sí o no, recuperación total o grande) Se evaluaron a los 3 y 12 meses de seguimiento. Los eventos adversos fueron recogidos a las 6 semanas.
A los 3 meses de la intervención, el 34% de los pacientes con la atención habitual se había recuperado en comparación con el 55% en el grupo de la inyección (OR ajustado = 2,38, IC 95%, 1,14-5,00, NNT= 5). La  intensidad del dolor en descanso y en actividad disminuyó en ambos grupos, pero la disminución fue mayor en el grupo de la inyección, por una diferencia ajustada en el dolor en reposo de 1,18 (IC del 95%, 0,31-2,05) y en el dolor con la actividad de 1,30 (IC 95%: 0,32 a 2,29). A los 12 meses de seguimiento, el 60% de los pacientes en el grupo de atención habitual se había recuperado en comparación con el 61% en el grupo de la inyección (OR = 1,05, IC 95%, 0.50-2.27). La intensidad del dolor en reposo y en actividad disminuyó en ambos grupos. A los 12 meses de seguimiento no se vieron diferencias significativas.
Salvo un breve período con dolor en el sitio de la inyección, no se observaron diferencias en los efectos adversos.
La inyección de corticosteroides locales versus la atención habitual en el dolor troncatéreo mostró un efecto clínicamente relevante a tres meses para la recuperación y para el dolor en reposo y en actividad. A los 12 meses, las diferencias entre ambos grupos habían desaparecido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada