sábado, 20 de julio de 2013

Microrrelatos de verano 5


Llegó el día, el momento y el lugar donde dos teclados se unieron con el tacto fugaz y la mirada furtiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada