jueves, 16 de enero de 2014

" Se recomienda estudio de Trombofilia en los familiares de primer grado"


Los pacientes que desarrollan un fenómeno trombótico o tromboembólico venoso no son una rareza en la consulta. En el último año he atendido a varias mujeres que han presentado estos fenómenos sin causas evidentes como precipitantes. En algún caso, la presencia concomitante de terapia hormonal anticonceptiva y tabaquismo definían los factores de riesgo más evidentes; en otro caso, como una paciente de 50 años, no estaban presentes esos factores de riesgo. Realizar un estudio de trombofilia es algo necesario. 
En mi hospital de referencia, no podemos solicitar desde la consulta de medicina de familia la interconsulta directa al servicio de Hematología, sino a través del servicio de Medicina Interna. No entro a comentar el sentido o sinsentido de esa doble "puerta de entrada", pero sí destacar las disfunciones que provoca.
La paciente afecta ha sido correctamente estudiada y se concluye que es portadora heterozigota de la Mutación del gen de Protrombina (mutación G20210 A). Se efectúan recomendaciones preventivas y se recomienda estudio a los familiares (tiene una hija adolescente y un varón joven)
Todo correcto, pero......¿porqué no les citan directamente en el servicio y se lo hacen? Sin más dilaciones ni esperas.
La solución: Desde mi consulta, petición de interconsulta a Medicina Interna, que a su vez deriva a Hematología, para su realización. Debemos simplificar los procesos, las esperas. Así somos muy poco eficientes.
En la consulta de Hematología o Medicina Interna, al escribir e informar a la paciente de su situación, se podría haber hecho: 
- ¿Cómo se llaman sus hijos?
-  Que vengan el día tal y se lo hacemos. Y ya está.
Parece razonable.

NOTA: En mi Hospital de referencia (Hospital Universitario Puerta de Hierro) está disponible la teleconsulta donde se pueden enviar mensajes directamente al servicio de Hematología. Esta función se aloja en el programa del Hospital (SELENE) al que tenemos acceso. Esta función no está integrada en el programa AP-Madrid que es nuestra herramienta habitual. Aún así, parece razonable que directamente se realicen las pruebas necesarias sin que yo tenga que pedirlas desde mi consulta.

9 comentarios:

  1. Hola Vicente:
    Parece razonable y es razonable. Tu piensas pero hay alguién que prefiere que otro haga el trabajo y luego se cuelgan las medallas. Tenemos que saber todo de todo, estar al día y luego resulta que...somos los tontos.
    En fin, es lo que hay
    Un saludo
    Beatriz

    ResponderEliminar
  2. A nosotros en Cartagena nos pasa igual, a excepción del acceso libre a hematología , pero sigue siendo un sinsentido. Pasa también con las cataratas...le operan de un ojo y el otro tiene que volver a realizar todo el circuito...M de familia...oftalmólogo de cupo....lista de espera...oftalmólogo que le opera, con su consiguiente contaje como derivación de primaria.
    Un abrazo.
    Carmen P-C

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sinsentido burocrático es #marcaespaña

      Eliminar
  3. Alucinado me dejas :(

    Desgraciadamente, Vicente, no sólo pasa en atención primaria, y no sólo en medicina. Como diabético puedo dar fe de algunos de estos sinsentidos muchas veces puramente burocráticos: antes de mudarme a Villalba (ignoro cómo funciona el tema aquí) cuando tenía que hacerme el fondo de ojo mi médico de familia me derivaba al especialista. Me daban cita, a veces para un mes. Iba al especialista... que me volvía a dar una segunda cita para ir con las pupilas dilatadas, para el mes siguiente. Siempre, todos los años igual. Detrás de este despropósito que se resolvería yendo ya con las pupilas dilatadas puesto que se me deriva para un fondo de ojo había un montón de estupideces que prefiero no repetir aquí. Y quiero no pensar en el dineral que costó la malísima planificación de una extracción dental que me tuvieron que hacer en mi ambulatorio, también por un tema de papeleo absurdo.

    En este país tenemos un exceso de burocracia, en muchos campos, pero en el caso de la medicina me molesta especialmente no cómo paciente sino como ciudadano. Es un desperdicio de recursos, ningunea a los médicos de familia (aunque a veces también a especialistas) y afecta a los pacientes que no entienden el por qué de ciertos retrasos que no están justificados por la excesiva carga de pacientes que tenga un centro sanitario.

    Ojalá algún día tome las decisiones alguien tan inteligente como tú. Mientras, nos toca (a todos) aguantar a gestores que claramente no saben dónde mejorar el sistema.

    ResponderEliminar
  4. Menos mal que gracias a personas como tu, uno deja de sentirse extraterrestre todos los días!

    ResponderEliminar
  5. Un caso parecido hace unos meses , mujer que acude con TVP sin factores de riesgo a urgencias , tratada y estudiada por Servicio M. Interna del Hospital Sant Jaume de Olot , que citan a los familiares y mandan posteriormente resultados a médico de familia. Que conste la buena predisposición de los profesionales del servicio ya que no es política del centro. un saludo Vicente.

    ResponderEliminar