miércoles, 30 de abril de 2014

Los médicos y las universidades tenemos mucho que aprender de los estudiantes de medicina


Tras pasar un mes compartiendo mi consulta, le pedí a Yuki, una excelente y brillante estudiante de cuarto de medicina, que escribiera unas reflexiones sobre su estancia. 
Mucho deberíamos aprender, los médicos en ejercicio y los encargados de la organización de la docencia universitaria médica, de las fundadas opiniones de estudiantes como Yuki, que evalúan críticamente el sistema docente y tienen mucho que aportar al futuro de la Medicina.
Mi nombre es Yuki Sepúlveda y soy un estudiante de cuarto curso de Medicina en Madrid. Tras todos esos años de asignaturas pasando por mi cabeza sin pena ni gloria decidí que era hora de hacer algo al respecto y aprovechar el tiempo así que me puse en contacto con Vicente Baos para vivir el día a día de una consulta de Atención Primaria.
¿Pero por qué Atención Primaria? Dicen que los tres primeros años de la carrera son básicos, así que nos hacen recitar de arriba abajo los nervios del cuerpo y todas las vías metabólicas habidas y por haber, aún espero el día en el que pueda aplicar mi vasto conocimiento sobre el Ciclo de Krebs. Después de ahogar nuestra inocencia en un océano de datos que terminan en algún agujero recóndito del cerebro, llegan los años “clínicos” donde nos enseñan cosas tan importantes como Cardiología, Ginecología, Digestivo e incluso Anatomía Patológica (porque no hay nada más útil que saber las formas celulares de las variaciones del tipo menos común de tumor que se pueda dar en el cuerpo humano) No obstante, uno se sorprende echando en falta una cosa. Dentro de toda esta amalgama de especialidades, ¿dónde queda la Atención Primaria? La respuesta es simple: en ningún sitio, pues en el currículo actual del Grado de Medicina no existe. Sólo pasamos una rotación de un mes durante sexto por un Centro de Salud. Eso es todo lo que la tan venerada carrera de Medicina tiene que decir sobre la Atención Primaria.
Da que pensar, pues da la sensación de que la única Medicina es la hospitalaria, y hay mucha gente que ve los Centros de Salud como un mero pase administrativo hacia el Hospital. Siempre me llamó la atención la idea de “Médico General”, el que sabe de todo y hace de todo, y lo más cercano que tenemos a eso en nuestro modelo sanitario es, supuestamente, el Médico de Familia, así que como estaba cansada de las (poco útiles) clases magistrales, decidí aprovechar ese tiempo en algo más productivo y ver lo que realmente es un Médico de Familia, y no me he arrepentido.Me llevo muchas cosas positivas de esta experiencia. En la carrera es fácil perder el horizonte y no diferenciar entre la patología común y la rara, la fútil y la grave, todo entra en el examen y todo es importante. Al final, el resultado es que por insistir en que sepamos todo de todo, acabamos olvidando gran parte de ello. No obstante, la consulta te pone los pies en el suelo, hay gente de todo tipo y patología de lo más variada pero al final los patrones se repiten y aprendes qué es lo más frecuente, y que aunque cierta patología sea sencilla y en clase no se le diese tanta importancia como a otra más grave, esa puede ser mucho más prevalente y causar un gran sufrimiento al paciente, con fácil solución si se sabe detectar.
Sin embargo, lo más impactante de la consulta han sido las personas que han pasado por ella. Hay gente que cree que los Médicos de Familia sólo están ahí para diagnosticar catarros y recetar los fármacos que ha prescrito el especialista, pero la realidad es mucho más compleja. La consulta de Atención Primaria es un espejo de nuestra sociedad. Una sociedad para mí rota, enferma por un modelo de pensamiento individualista que ha llevado a muchos de sus miembros a sentirse desplazados. La cantidad de gente con problemas de índole psicológica que aparece en la consulta no tiene nombre y el Médico de Familia debe saber manejar estas situaciones. Quien quiera que idease el currículum de nuestra carrera se le debió de olvidar ese pequeño detalle, puesto que lo único de Humanidades que contiene es una única asignatura que dimos en primero, y que al parecer es suficiente para aprender a tratar con personas. Nadie nos enseña qué hacer cuando una paciente tiene dolores sin causa orgánica pero reales, derivados del dolor psicológico por las circunstancias de la vida (aparte de ahogarle a analgésicos), ni cómo tratar con el adolescente que sospechas que su patología tiene un origen menos simple del que cuenta o incluso cuando es el maltratador el que está en la consulta.
La Atención Primaria es básicamente todo lo que yo entiendo por Medicina y el objetivo de los estudiantes al graduarse debería ser salir de la Universidad siendo lo más parecido posible a un Médico de Familia. Alguien que sepa diagnosticar y tratar las enfermedades más comunes y que sepa tratar con las personas, empatizar con ellas y guiarlas en su sufrimiento. Me parece que es lo mínimo que se le debería exigir a cualquier médico, sea Cardiologo, Dermatólogo o especialista en Hallux valgus (alias juanetes).
Me parece que la carrera de Medicina es un carril alejado de la realidad, donde empleamos seis años aprendiendo terminología y miles de datos pero nadie nos enseña a ser médicos. Una carrera donde no existe la asignatura de la especialidad más básica de todas, mientras sí que nos imparten Cirugía Maxilofacial o Medicina Física, y donde las Humanidades brillan por su ausencia. Si la mitad de las rotaciones que se hacen por Cirugías y Especialidades médicas fuesen por Atención Primaria, de la Universidad saldría algo más parecido a un Médico. Es intolerable que la enseñanza de la “verdadera” Medicina comience en la Residencia, que haya alumnos de sexto que no sepan cómo tratar una amigdalitis estreptocócica, leer una radiografía o diagnosticar un neuroma de Morton, y que se haya olvidado que aunque la Medicina tiene mucho de Ciencia, también lo tiene de Humanidades. 
PD: quiero agradecer a Vicente Baos el haberme dejado colarme en su consulta durante este tiempo, y aunque probablemente sea la consulta más estresante y llena que haya visto, sin duda es un ejemplo de que dentro de lo mal que funciona el sistema, se puede intentar hacer las cosas de forma decente, aunque al final eso suponga más trabajo y poco beneficio a cambio. Es un placer saber que aunque pocas, hay gente que se esfuerza por hacer lo correcto y no lo fácil. 


15 comentarios:

  1. Vicente, parece que te has "reproducido" como médico ;) Me alegra mucho saber que en el futuro de la sanidad pública de este país habrá médicos como Yuki, que ojalá contribuyan a que el sistema mejore.

    Mis felicitaciones a Yuki por ello, y por ser la excelente médico que seguro será, porque si ya es así de inteligente y perspicaz ahora, en unos años va a ser una profesional como pocas.

    Mis felicitaciones a ti, Vicente, por tu contribución a esa nueva doctora. Me habéis alegrado el día :)

    ResponderEliminar
  2. Mis felicitaciones a Vicente y sobre todo mil gracias a Yuki por sus palabras, si bien, he de reconocer que ha tenido la suerte de dar con un pedazo de profesional y amante (por no decir adicto) de la ATENCION PRIMARIA.

    ResponderEliminar
  3. Estimada Yuki:
    Me he emocionado leyendo tu redacción/descripción, pero también he de decirte que... así cualquiera.
    Has ido a elegir entre todos los médicos de cabecera (si, me sigue gustando este apelativo) a uno de los que podría ser un premio Cervantes si los hubiera en nuestra profesión. Afortunadamente hay muchos más que podrían competir por el título, pero Vicente es uno de los cabeza de serie del torneo. Gracias a tí, a Vicente y a todos como vosotros.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todos por vuestras palabras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las ideas y los sentimientos no tienen nacionalidad, soy de Mendoza, Argentina, médica de familia, y realmente leer lo que piensa Yuki, me ha sido muy reconfortante y esperanzador, parece que la globalización afecta a todos los sistemas pues la realidad acá es idéntica .Hoy, gracias a Yuki me sentí menos sola gracias

      Eliminar
  5. Emociona, sin duda, pero da pena lo alejado que está del discurso académico en España. La MF empieza a aparecer en las Facultades de Medicina como el hermano menor que sirve para guardar las apariencias y para que los pobres estudiantes hagan sus prácticas. Pero aún no entiende que la mayoría de las competencias generales de grado médico se pueden desarrollar en MF.Y no aprenden de la experiencia De otros..allí fuera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los que tenéis estudiantes habitualmente vais sembrando la semilla. Ojalá algún día cambie.

      Eliminar
  6. Me ha gustado mucho. Es reconfortante que al nivel de la carrera que está Yuki comprenda estas realidades. Pero también algo que puede ser tomado como consuelo personal, confieso con un poco de vergüenza bien entendida que mi formación en Venezuela incluyó mucho más tiempo en atención primaria que la que pasan los estudiantes aquí en España. Hablo de un semestre completo en lo que aquí se conoce como CAP pero además rotaciones por las llamadas especialidades generalistas que algo de atención menos especializada hacen. También he de decir que ahora no se si pasa igual. Hace 6 años que estoy en España y la influencia política que ha hecho metástasis en todos los estamentos sociales de Venezuela (con toda la carga negativa que lleva el término metástasis) ha deteriorado el concepto de enseñanza médica, si bien aún quedan algunos bastiones que luchan contra ese "nuevo" y deficiente modo de hacer las cosas que mal llaman "revolución".
    De todas maneras Yuki, lo del ciclo de Krebs sí es útil, ya lo verás más adelante. Lo que has aprendido hasta ahora, que parece que lo has estudiado a conciencia te dará ventajas más adelante si sabes integrar tu pensamiento y no lo parcelas. Quizás haya cosas que te parecen ahora arideces, campos estériles, o conocimiento inútil. La medicina es tan amplia y completa que parece que todo está descubierto, pero quedan muchas cosas por explicar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario.
      Un cordial saludo

      Eliminar
  7. Es estupendo todo lo que ha aprendido Yuki con este gran profesional (al que sólo conozco por su blog y los comentarios que hace de él), y estoy de acuerdo en que se debería dar mucha más importancia a la Medicina de Familia en las Universidades, pero mi hija que estudia Medicina en la Universidad de Reus (cerca de Tarragona), desde 1º ha estado haciendo prácticas cada curso, en un CAP y la verdad es que le ha servido de mucho (ella dice que tal vez no lo necesitara tanto como sus compañeros, por el hecho de que sus padres somo médicos y ha compartido muchas horas con nosotros en nuestro trabajo), pero es donde se dan cuenta los alumnos de lo importante que es en medicina: la relación médico-paciente.
    Esto me hace suponer que el programa del grado de Medicina depende en parte de la facultad y de la CCAA en la que se realice.
    ¡Mucha suerte para Yuki!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto. Hay muchas diferencias por universidades. Esperemos avanzar algo más deprisa.
      Un cordial saludo

      Eliminar
  8. Efectivamente hay muchas diferencias por facultades. Yo he estudiado en la Universidad de Sevilla, en la penúltima promoción de licenciados. Los únicos contenidos que se impartían de Medicina de Familia era una asignatura cuatrimestral en sexto, impartida por un INTERNISTA, que se dedica a la consulta de FRIBROMIALGIA, sin ningún tipo de relación con la atención primaria. Las prácticas consistían en ir UNA SEMANA a un centro de salud. De esa semana, el primer día era la explicación de la dinámica, el segundo una clase teórica sobre cómo se hace una historia clínica, el tercero ver un vídeo de una visita domiciliaria, el cuarto hacer UNA visita domiciliaria y el viernes ponerla en común.

    En el temario de la asignatura se incluían temas como: fisiopatología de la EPOC, etiopatogenia de la HTA, todo a nivel molecular, por supuesto. Sin embargo, no existía en el temario un tema de Diabetes. Sirva esto como ejemplo para hacerse una idea de cómo es la docencia.

    Ahora, con el plan de estudios de Grado creo que en tercero sí que van más tiempo al Centro de salud, pero no llega ni al mes, creo recordar. La asignatura de Medicina de Familia se da EN TERCERO, lo que creo que es un error conceptual, teniendo en cuenta el amplísimo campo de conocimiento que tiene que tener un médico de familia. En fin, un despropósito.

    ResponderEliminar
  9. Soy medico de familia en Cartagena y mi hija estudia 5º de medicina en Cadiz. Estuvo en un centro de salud 15 días hace 2 años y en 5º tiene una asignatura cuatrimestral que les imparte un profesar de Anatomía (alguna clase ha impartido un MF asociado) cuya teoría era gestión pura y dura, que los estudiantes no saben de que se trata, programas gestión de consulta,.....que a este nivel es tan teórico que lo viven de forma bastante desagradable, desde luego por este contacto con la asignatura NADIE elegiría en MIr MF. aún así mi hija tiene la vivencia de su madre y me la he llevado a realizar domicilios, y enseñarle lo que es en realidad nuestra especialidad, la más bonita y enriquecedora de todas y por ello piensa en que podría ser su futuro junto con la pediatría, pero si fuera por lo que ha estudiado en la facultad.....

    ResponderEliminar