miércoles, 26 de mayo de 2010

¡Qué duro es que te bajen las ganancias...y el sueldo!

Las repercusiones del importante recorte en las cuentas públicas se están manifestando en todos los ámbitos que cobran, cobramos, del erario público. Las quejas de cada colectivo son inevitables, y a cada uno le duele en su propia parcela. A los médicos, la bajada de sueldo, que no de trabajo, nos supone un importante sacrificio para nuestra economía de clase media y trabajadores por cuenta ajena. Por supuesto, lo consideramos injusto, pensamos que no se valora nuestro trabajo, etc. Bien. Imaginemos por un momento que para protestar por la situación usáramos argumentos como éstos:
"Los pacientes va a ser peor atendidos y sufrirán las consecuencias de las decisiones del Gobierno"
"Un tercio de los médicos van a dejar de trabajar en la sanidad pública emigrando a otros países, por lo que tendrán que cerrar Hospitales y Centros de Salud"
"La sanidad es un sector líder de nuestro país que aporta bienestar y seguridad a la sociedad, con estas decisiones sufrirá un fuerte cataclismo".
Nada de esto decimos ni amenazados los afectados, sería intolerable.
Mensajes catastrofistas que todos los sectores implicados están utilizando para amenazar y conseguir posiciones de fuerza para negociar que "a ellos" no se les apliquen los sacrificios que se aplica a otros sectores. Vemos que Farmaindustria interrumpe el programa de I+D+I con las Comunidades Autónomas, los famosos 180 millones de euros que entregaban a las autonomías, fruto del entendimiento con el Ministerio para garantizar 3 años sin modificaciones de los precios. Las condiciones han cambiado y sí se van a tocar los beneficios de las empresas farmacéuticas, distribuidoras y oficinas de farmacia. Se amenaza con cierres de empresas, con pérdidas inaceptables, mandar al paro a multitud de trabajadores...


A todos nos toca sufrir, a los trabajadores de la sanidad pública, a las empresas farmacéuticas y demás que verán reducidos sus beneficios y que a su vez.... harán sufrir a sus trabajadores. Sin embargo, dudo mucho que los directivos hagan una reducción simbólica de sus sueldos, aunque si lo notarán en sus "bonus, stock options", etc. de fin de año.
Tiempos duros, señores, sobre todo, para los trabajadores.

Nuestros próximos sustitutos están preparándose.

5 comentarios:

  1. Bien visto, Vicente, bien visto. Con lo que presumen de estar más por los pacientes que por el negocio...

    ResponderEliminar
  2. Los resis estamos rezando para que consideren nuestro contrato como "formativo" y así no entremos en el cupo de gente afectada.

    Por cierto, ¿merece la pena pagar los 60€ anuales de SEMFYC siendo residente?

    ResponderEliminar
  3. Es bueno pertenecer a la sociedad que intenta defender nuestros intereses.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Curiosamente cinco minutos después de escribir en este post, recibí un correo con todas las ventajas por pertenecer a SEMFYC siendo residente.

    Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Te juro que yo no he sido
    Saludos

    ResponderEliminar