martes, 7 de diciembre de 2010

No se deben cortar los parches de fentanilo

Me alegra enormemente que los pacientes me consulten antes de iniciar un tratamiento prescrito en el Hospital. Es bueno que seamos los controladores aéreos de los pacientes en sus viajes por las consultas externas hospitalarias.
Introducir un opiáceo en el dolor crónico de un paciente artrósico debe ser una decisión bien valorada. Iniciar dicha terapia con fentanilo también; siempre será más adecuado iniciar opiáceos de acción corta para calcular la dosis efectiva y pasar a una forma retad, ¿por qué no también oral? Pero si aún así, se decide usar fentanilo, por favor, que la familia o los pacientes no manipulen el parche cortando cuarto y mitad o mitad del mismo, dado que los sistemas de liberación progresiva pueden verse gravemente alterados en su cinética y producir graves riesgos en su absorción. La ficha técnica lo expresa con claridad.
De paso, recordad, que el ibuprofeno de liberación prolongada se administra como 2 comprimidos en una única dosis diaria después de la comida.

9 comentarios:

  1. ...y que la vía oral y la morfina son de primera elección... para los demás. Me acuerdo de uno que dice que la unidad del dolor se llama así porque "es un dolor" :)
    De todas formas, lo de si se pueden cortar los parches/partir o machacar los comprimidos suele ser una duda clásica y un error frecuente de los pacientes.

    ResponderEliminar
  2. Te voy a hacer caso, pero veo bastante de chamanismo en eso, digamos que no cortando los parches te obligas a comprar más de los pequeños, que son más caros, y que sigas al pie de la letra el prospecto... en fin... tome cinco gotitas de esto, pero ni cuatro ni seis, sólo cinco... podría ser fatal... ¿ves por dónde voy?

    ResponderEliminar
  3. Muchas veces se receta por imitación sin contrastar información, el jefe lo hace así, pués yo igual...

    ResponderEliminar
  4. El perfil prescriptor del especialisto de turno tiene lo suyo también.

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, hemos pasado de la opiofobia a la morfinofobia. Aumentar la dosis si precisa; ¿y la aumentas para 72 horas? Yo que estoy por el uso de opioides cuando ves estas cosas... Parece que se trata de un paciente con un problema osteoarticular que le produce dolor... ¿Alguien le explicará que a largo plazo el opioide le puede empeorar la depresión? ¿O es que van a inventar las Unidades de la Depresión?...

    ResponderEliminar
  6. Hay un mensaje que no se ha comentado: "revisión en 8 meses". Si realmente se va a ver al paciente en 8 meses pase lo que pase, lo más adecuado sería que el tratamiento fuera prescrito y controlado por su médico de familia. Si hay dolor: escala de la OMS; si hay que tratar la osteoporosis: no precisa de su indicación en una unidad del dolor, eso ya lo hará su médico de familia; si hay depresión asociada: deja que el médico de familia lo intente con el tratamiento más acorde en este caso. En fin, yo la impresión que tengo de la unidad que me corresponde es que los pacientes salen con 5 o 6 prescripciones de distintos analgésicos o coadyuvantes de dolor pero que luego son lanzados a su médico de familia para un seguimiento casi imposible porque no se han tenido en cuenta otros tratamientos que ya hace el paciente u otras enfermedades, conviertiendole así en un polimedicado de difícil manejo. Quizás sería mejor que de la evalaución saliera un informe que indicara un diagnostico del tipo de dolor y el consejo sobre el tipo de analgésicos o coadyuvantes mas favorables para el caso, y que su médico, el que va a lidiar con el paciente cada día, decidiera el camino a seguir con el consentimiento del paciente.

    ResponderEliminar
  7. Ojo: este parche en concreto no se puede partir. Pero hay parches de fentanilo que sí (en concreto los de sistema "Matrix"). Posiblemente el prescriptor sabe que algunos se parten, no tiene claro cuáles y al final ha mezclado churras con merinas. Partir un parche que no está diseñado para ello es una cosa muy seria porque supone "romper" el sistema de dosificación temporizada, de forma que se liberaría de golpe (y posiblemente absorbería) el contenido del depósito en un periodo corto de tiempo. Las consecuencias...en fin, existen casos descritos al respecto. Recientemente se han producido casos de sobredosificación muy graves por culpa de los parches de rivastigmina (para pacientes con Alzheimer, que ya "manca"). La conclusión: tanto los prescriptores como los pacientes (si pueden) deben de leerse las fichas técnicas antes por si acaso.

    ResponderEliminar
  8. Ana, no sé si te refieres a los parches que llevan la palabra "Matrix" en su nombre comercial. Aunque estos parches modificaron su forma farmacéutica, siguen sin poderse dividir, cortar, o dañar y así lo indican en su ficha técnica. Sin embargo algunos delegados de esta empresa si que comentaban que se podían cortar sin problemas. Si que hay un parche analgésico al menos que se puede fraccionar, pero no es de fentanilo.

    ResponderEliminar