miércoles, 7 de septiembre de 2011

Matoke, posjo and beans

Esperando la comida
Foto original de Vicente Baos
La alimentación en la Uganda rural y pobre consta mayoritariamente de matoke (plátano verde cocido), posjo -pronúnciese posho- (harina de maíz con agua formando una pasta) y beans (judías cocidas). A la mayoría de los niños a los que pregunté la dieta que hacían, me contestaron que comían matoke por la mañana, posjo en el colegio y matoke y beans a la hora de la cena. El arroz era excepcional, dado que había que comprarlo y no se cultivaba allí. La carne (pollo, cabrito o cerdo) también era excepcional, así como los huevos y la fruta de cualquier tipo. Nunca tomaban leche, salvo que poseyeran una cabra. Es decir, una dieta casi exclusiva de hidratos de carbono e hipoproteica. Una dieta monótona e insuficiente. Podríamos definir la situación general, tanto en niños como en adultos, de malnutrición proteico-energética moderada. Es la más habitual en los países pobres y no provoca espectaculares fotos para difundir en los medios de comunicación occidentales, como las de los niños afectados de marasmo. En una economía de subsistencia, la no disponibilidad de dinero para la compra de productos que no se pueden obtener del entorno, produce esta carencia nutricional. La falta de energía, el menor desarrollo intelectual, la vulnerabilidad para las infecciones provocan que la malnutrición moderada sea el caldo de cultivo de unas tasas de morbi-mortalidad altas y una perpetuación del modelo social de la pobreza. 
Preparando el matoke
Foto original de Vicente Baos
Durante nuestra estancia, intentamos complementar la comida de los niños aumentando sus raciones y añadiendo arroz.
Matoke, arroz y judías
Foto original de Vicente Baos
En nuestro mundo, la gente hace dietas hiperproteicas para adelgazar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada