jueves, 19 de enero de 2012

La Medicina de Familia en EEUU, una solución a la crisis. ¿Y aquí?


La revista Family Practice Management publica en su primer volumen del año, un interesante artículo son la situación de la Medicina de Familia (MF) en EEUU. EN los últimos años, el número de estudiantes de medicina que se interesaban por la práctica de la MF había decaído. La crisis económica ha vuelto a poner el foco de las aseguradoras en la utilidad de una atención primaria de calidad realizada por médicos de familia.
Un MF estadounidense dedica 50.7 horas semanales, de las cuales 34 son de atención directa a pacientes para un total de unos 99 pacientes. Sí, habéis leído bien. En mi consulta, dedico unas 32 horas de atención directa a unos 200 pacientes semanales, de los cuales, 2 o 3 pueden ser a domicilio en esta época invernal. Ellos, 89 en la consulta, 7 en el Hospital (ingresan sus propios pacientes bajo su control) y unos 3 en atención domiciliaria.
Solamente un 24% trabajan libremente, el resto, con otros compañeros o bajo diversas organizaciones. Tres de cada cuatro ganan más de 120.000 dólares al año. La mitad de ellos están satisfechos o muy satisfechos con sus ingresos.
El número de plazas para realizar la residencia en MF en EEUU se ha incrementado un 11% en 2011. Hay un total de 2.730 plazas ofertadas, 100 más que el año anterior, número que se considera insuficiente para las necesidades actuales y futuras. En Estados Unidos se graduaron 16.838 médicos en 2010. La oferta de plazas es EEUU es más compleja quu aquí, Para consultar detalles, podéis verlo en la página de National Resident Matching Program. 
En España, se ofertan un total de 6.726 plazas de formación sanitaria especializada para médicos (un 3% menos). Medicina de Familia es la que más plazas oferta: 1.919 plazas. El año pasado se ofrecieron 1.904 para MF. Los políticos han abierto la poda radical de recursos humanos en el sistema sanitario público. No se van a crear nuevas plazas, el incremento de las horas de trabajo provoca un descenso directo de la contratación. La no sustitución por jubilaciones, la prolongación de la edad laboral y el resto de medidas de ahorro económico a costa del esfuerzo de los médicos asistenciales, va a provocar un descenso de la contratación de baja calidad (eventuales, contratos por días, por horas, por fines de semana) y por supuesto, la de supuesta alta calidad (interinos). Y mientras, la rimbombante Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud sigue aprobando un número de plazas de MIR absolutamente desproporcionado que se llenará de médicos de origen extracomunitario.
Los jóvenes médicos, de cualquier especialidad, están muy preocupados por el rumbo y deriva de sus posibilidades laborales en nuestro país. No se generan los puestos de trabajo necesarios, los trabajadores actuales verán incrementada su carga laboral de una manera progresiva y los pacientes verán deteriorarse la atención día a día. O si no, que se lo pregunten a los pacientes atendidos en los últimos días en las Urgencias del Hospital Puerta de Hierro de Madrid que no tenían ni una silla para esperar.

7 comentarios:

  1. Con tu permiso lo divulgo en el blog de la Vocalía de residentes SoMaMFyC...

    ResponderEliminar
  2. Hace poco comentabas que “los médicos de familia en EEUU están en peligro de extinción”, lo que se contradice con el incremento de plazas que refieres, Vicente. Al parecer, la mitad de ellos están satisfechos/muy satisfechos con sus ingresos… ¡Vaya!, ganan mucho más (¿retribuciones básicas?), ven muchos menos pacientes y les dedican mucho más tiempo… con más horas semanales (¿incluidas las horas de formación?). Así, sin entrar en detalles, firmo. Lo cambio por trabajar bajo presión, a contrarreloj, sometido a un suplicio papeleril/desorganizativo y con bajada progresiva de salario. En Spain tras más de veinte años de proyectos de mejora y bla, bla, bla, incumplidos, ¿qué les queda a los médicos jóvenes sino emigrar? Bueno, soñar despiertos… y resignarse.

    ResponderEliminar
  3. Cuánta razón. Desde mi sitio como estudiante de Medicina he de decir que vemos el futuro muy incierto. Me encantaría hacer MF pero ante el pronóstico de no conseguir un trabajo fijo, la contratación por días, la pésima atención al paciente, y viendo cómo van empeorando las cosas día a día, la verdad es que dan ganas de tirar la toalla y meterse a otra cosa.
    No sé cómo hay gente que dice que hay que seguir recortando en Sanidad y Educación sin que se les caiga la cara de vergüenza. A ver si algún día les da por recortarse sus bolsillos.

    ResponderEliminar
  4. Que envidia, calculo una media de 20 minutos para esos 99 pacientes semanales; qué bien suena lo de ingresar a tus propios pacientes bajo tu control, lo que podríamos llegar a hacer...
    Mi pregunta es ¿qué hacen en las 16h que quedan?¿Formación?¿Sesiones? Sea lo que sea, si tienen esa remuneración anual seguro que no necesitan hacer extras; yo se uno que hace 80-90h semanales por menos de la mitad de lo que ganan ellos, en detrimento de vida social y familiar,...
    ¿Habrá truco?

    ResponderEliminar
  5. 2pi. EN el artículo se ve la distribución del tiempo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Isiriel, la inestabilidad es y será problema de toda especialidad. Los residentes de especialidades hospitalarias subsisten tras la residencia con becas de investigación, contratos de guardias y decir sí a todo lo que digan los superiores bajo el miedo, casi siempre infundado, de que no le contraten tras el MIR.
    Es cierto que el sueldo de un especialista hospitalario es algo superior al de un especialista en MF (sueldo base igual, pero complementos de 400-600eur superiores) en el sistema público. Pero para conseguir una interinidad el mercado está más disperso y es más probable encontrar un puesto estable (no digo ya plaza fija) lejos de su casa que en el hospital de su ciudad.
    Además, de aquí a que termines tu residencia pueden pasar muchísimas cosas.
    Elige según tus gustos y preferencias, pero no con criterios laborales de hoy mismo.
    Saludos y suerte, que seguro que lo harás bien.

    ResponderEliminar
  7. Vicente, como siempre has dado en la diana. Qué envidia de soltura y concreción.

    ResponderEliminar