viernes, 3 de febrero de 2012

Frío, dentro y fuera

" Cuando voy a hacerme una ensalada, meto el aceite en el microondas para poder echarlo"
Aceite frío. Foto original de Vicente Baos
A. es un  jubilado viudo. Su pensión es pequeña y no enciende la calefacción. Sufre EPOC, pero no se coge muchos "catarros". Directamente no puede pagar la factura de la calefacción que supone el uso del gasóleo o de la electricidad. Va buscando el Sol que entra en su casa. Hace su vida en una habitación, cocina con un pequeño quemador de gas butano y se abriga con varias capas.

Quemador de gas butano. Foto original de Vicente Baos
Su gasto de luz es mínimo, para leer y ver la televisión. Pero los pies se quedan fríos en una casa fría con el suelo frío. A. ha encontrado la mejor solución poniendo un aislante de goma espuma en sus pies, cerca de la ventana, cerca del Sol que penetra por la ventana que mira al Oeste.

Lectura. Foto original de Vicente Baos 
En esta época de debate sobre la reforma del sistema sanitario, sobre la financiación, sobre recortes y "ajustes", sobre "hemosvividoporencimadenuestrasposiblidades", en esta época de frío, las condiciones de vida son un determinante de la salud.
Retomo la entrada que escribí el 15 de mayo de 2001: La puerta trasera de la salud, el frío. 

"Vivir con frío es un riesgo para la salud"
Así comienza el informe titulado: The Health Impacts of Cold Homes and Fuel Poverty, editado por el Marmot Review Team y la ONG Friends of the Earth. En el Reino Unido (UK) se estima que el 18% de la viviendas viven con un entorno casero frío por las dificultades económicas para financiar la calefacción de su casa. La OMS recomienda que la temperatura de una casa se mantenga a 21º en las zonas comunes y a 18º en las habitaciones durante al menos 9 horas al día. En España, la climatología es muy diversa, pero en pleno invierno, apenas las Islas Canarias o ciertas zonas del sur de España pueden permitirse el lujo de no disponer de ninguna calefacción. En un informe fechado en 2006 (Prisciliano del Cordero, Situación Social de las Personas Mayores en España -Universidad del León- ) estimaba que el 62,9% de las personas mayores no disponían de calefacción en su domicilio. Otra estadística más reciente, reduce al 46% las personas mayores que no tienen calefacción. Además, un correcto aislamiento de las viviendas redundaría, de forma clara, en la reducción del coste para la climatización. 
El impacto directo sobre la salud de vivir en un entorno frío se ha establecido en diferentes trabajos mediante el exceso de mortalidad invernal de casi un 40% superior al veraniego en UK. Independientemente del aumento general de las infecciones respiratorias, las causas atribuibles al entorno frío, como determinante de un aumento de la incidencia de infecciones respiratorias y eventos cardiovasculares, han sido bien establecidas. Se estima que del exceso de muertes invernales, podemos atribuir un 40% a las causas cardiovasculares y un tercio a las infecciones respiratorias; caídas y otros episodios completarían la estadística. Se estima que los residentes del 25% de casas frías tienen un 20% más de riesgo de sufrir el exceso de mortalidad invernal que los habitantes de casas más templadas. Las personas mayores termorregulan peor su organismo. Por cada reducción de 1º de la temperatura ambiente, se asocia con un aumento 1,3 mm Hg de la presión arterial, debido a las extremidades frías y a la disminución de la temperatura corporal central. Curiosamente, los países más fríos del norte de Europa tienen un menor exceso de mortalidad invernal. Probablemente, el estándar de construcción y su nivel de calidad de vida y servicios sociales provoquen esta paradoja.
Los niños, los enfermos crónicos y los adultos, en general, también sufren los efectos del ambiente domiciliario frío, a través del incremento de las infecciones respiratorias, asma, la patología cardiovascular, el dolor articular y otros.
El precio de la energía se está incrementando en los países desarrollados. En España, los derivados del petróleo, el gas y la energía eléctrica están subiendo a una velocidad, casi directamente proporcional al empobrecimiento de la población más vulnerable, por la tasa de paro y el estancamiento y la reducción de las pensiones de las clases pasivas. Estos hechos tienen efectos sobre la salud y la desigualdad social. En las políticas de salud, estos temas pasan desapercibidos o son considerados "de otro departamento".
La puerta trasera de la salud tiene muchas caras. 

10 comentarios:

  1. Soy seguidora del blog: EL PARTE DE CONFIRMACIÓN. Y al tener este blog como uno de sus favoritos lo visito en muchas ocasiones.El tema de hoy me toca muy de cerca, y me ha parecido muy interesante. La realidad de muchas personas mayores en nuestro país. Mi madre ha cumplido 80 años y cada años desde hace cinco la traigo a casa a pasar el invierno con nosotros (en su casa no hay calefacción)y su pequeña pensión no le permite esos "lujos"........ Graciassssss

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, Mercedes. Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  3. Vicente, estupendas entradas.
    Telefónica y la eHealth te dan aquí unas pistas de por donde puede ir la reorientación del sistema sanitario para poner freno a todo eso.
    Un abrazo!!
    http://www.aunclicdelastic.com/e-health/dialogos-sobre-tecnologia-ehealth-innovacion-y-sanidad-con-julio-mayol/

    ResponderEliminar
  4. Es increible que en el siglo XXI haya todavía gente viviendo así.

    Tendríamos que hacer algo...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Vicente, has tocado un tema muy de actualidad y que no es noticia, desgraciadamente, hasta que encuentran a alguien muerto en su residencia...de "muerte natural"...Te cuento que en Chile hay un programa para mejorar la aislación en las casas de personas de pocos recursos, precisamente porque no les alcanza para mantener una calefacción en los meses fríos, los que en el sur son más de seis al año. Personalmente tengo calefacción a leña, pero ni soñar con que alcance para toda mi casa, porque el 2011 por ejemplo, tuve que usarla diez meses...es mucho.

    ResponderEliminar
  6. Esta sociedad niega muchas veces la pobreza existente.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Dile a tu paciente que pida reencarnarse en hierba...

    ... del Nou Camp

    http://www.elmundo.es/elmundodeporte/2012/02/03/futbol/1328291096.html

    Comprendo que el cesped del Nou Camp genera riqueza pero hay contratstes insoportables para la sensibilidad humana.

    ResponderEliminar
  8. Excelente comparación, jlandreu

    ResponderEliminar
  9. muy interesante este post, te felicito!

    ResponderEliminar
  10. Hubo una ola de calor muy "mediática" que provocó muchas muertes, sobre todo en Francia, de aquí no tuvimos gran información. Bien, desde entonces, en Catalunya hay un plan para prevenir los efectos de la ola de calor, todos los veranos nos "dan la vara" con el tema. Pero del frio...habrá que esperar a que conviertan el tema en "mediático". Políticos y gestores impresentables, ese es el problema.

    ResponderEliminar