sábado, 13 de julio de 2013

Hombres y bestias

Sin duda, las imágenes del encierro de hoy en las fiestas de San Fermín recorrerán el mundo. Jóvenes y personas de mediana edad, en una inmensa mayoría varones, recorriendo las calles atropelladamente, perseguidos por una manada de toros bravos y mansos, que se juegan la vida y consumen adrenalina en este rito primitivo hispánico.
El toro no persigue, huye, por el único camino que tiene posible, hacia delante, buscando algún refugio y la acogida de la manada. La gente se pone en medio de su camino y habitualmente la ignora o la salta. No quiere atacar al hombre, solo huir hacia delante. Si se ve atrapado o rodeado, entonces embiste.
Sin embargo, hoy, en su huida, un numeroso grupo de personas se ha caído a la entrada de la plaza, y el toro no podía pasar. Los toros no han embestido, se han amontonado con los hombres, aplastándolos con sus 500 o 600 Kg de peso, unidos en la huida, buscando cada uno su salida. La de los toros, el burladero, la de los hombres, la ayuda de los demás.
Un cuerpo inerte es sacado en volandas, su aspecto al ser rescatado es muy malo. Veremos como acaba. Los demás van saliendo poco a poco.
El público, aplaude la resolución del problema por la habilidad de los pastores del encierro.
Hombres y bestias, toros y mozos, espectáculo y riesgo en la mañana, muerte prefijada en la tarde. Tributo de sangre de la #marcaEspaña

6 comentarios:

  1. Pues qué queréis que os diga, me crié en tierra de toros bravos y durante años traté de entender "La Fiesta".
    Pero hace ya muchos años que para mi la cosa está clara (y ojalá no le haya pasado nada a ningún corredor):
    Los corredores ejercen su libertad voluntariamente.
    Los cabestros y los toros no.
    Y la cara de indefensión de los cabestros atrapados en la muralla de gente agolpada para mi son la mejor respuesta a si todo esto es o no ético.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que nunca he podido comprender el valor de este espectaculo, en el que el hombre se vuelve masa de la forma mas cruda y transparente, poniendose para ello al mismo nivel que los animales en manada.
    Sin embargo en la lidia de los toros, tal vez se podrian encontrar ciertos valores esteticos, artisticos y humanos.

    ResponderEliminar
  3. Y yo lo veo exactamente igual que el Anonimo de arriba....Bestias y Toros

    ResponderEliminar
  4. Crudo ejemplo de "seres racionales", Si el pobre aplastado tenia una lesion cervical...uff no quiero ni pensarlo

    ResponderEliminar
  5. viva la fiesta más democratica del mundo (san fermín) y viva el arte del toreo
    por cierto, vicente, tu descripción taurina sesgada a más no poder (pareces walt disney con su toro fernando)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NO pretendí ser equidistante. Soy un converso.

      Eliminar