viernes, 10 de enero de 2014

La gripe provoca el colapso de las urgencias hospitalarias...y de más gente. Un clásico.

En los meses de enero y febrero de cada año, la noticia de que las urgencias hospitalarias están colapsadas es ya un clásico. Estaría bien decir que los servicios sanitarios se encuentran desbordados, porque me gustaría que vieran como está la puerta de mi consulta del centro de salud con 40 personas citadas y unas 10 más de "urgencias" porque no hay huecos para citas. ¿Pero ¿es la gripe la culpable? ¿son los "recortes"?

La noticia aparece en los medios de comunicación desde hace mucho tiempo, en las vacas flacas, en las gordas y en las caquécticas actuales. Basta con poner en Google:  gripe provoca el colapso de las urgencias hospitalarias y salen noticias de 1995, 2000, 2002, 2010, 2011 y me he cansado de seguir buscando. En todas las autonomías se repite el mismo titular.

Los gestores políticos, los periodistas y mucha personas siempre atribuyen  a la gripe dicho problema. Disculpemos la ignorancia y hablemos de los múltiples virus respiratorios y digestivos que afectan a la población infantil y adulta en estas épocas invernales en el hemisferio norte.
Lamento comunicar que la gripe estacional de este año no está todavía en el pico de máxima incidencia, así que seguiremos oyendo hablar de dicho colapso.

El incremento de la patología infecciosa, dado que la otra va a ritmo fijo teóricamente, salvo las caídas sobre superficies frías que se incrementan, es un factor de desbordamiento sobre unos niveles límites de los servicios sanitarios "con la puerta siempre abierta" como son los servicios de urgencias hospitalarios y puntos de atención continuada ubicados en los centros de salud y el propio sistema de atención primaria de los centros de salud. Solamente, estos actores del sistema sanitario no tienen limitado su acceso a la población y deben recibir, atender y valorar a cualquier persona que solicite ayuda. La principal diferencia es que los servicios de urgencias están para eso, pero las consultas de los médicos de familia y pediatras están también para todo lo demás; es decir, la consulta habitual de la patología crónica. Por ello, mis pacientes que han pedido consulta con antelación y "sin urgencia" ven invadido su tiempo por las "urgencias". Y realmente, la suma de ambos factores multiplica el efecto "caos" y "presión asistencial" sobre la figura del médico de familia, el pediatra y todo el personal escaso del centro de salud. 

Ilustrando un ejemplo: atendiendo a una anciana venerable con su insuficiencia cardíaca, sus dolores de espalda, ajustando el resultado de su INR, tengo que dejarlo todo para atender una mujer joven con una crisis de asma importante. A continuación, vuelvo a la pantalla del ordenador y veo que entre los 7 minutos de cada paciente me han metido una diarrea que necesita el justificante de ausencia laboral, una otitis media perforada y un dolor abdominal que han traído del colegio. Cuento esto, para cualquiera que no trabaje en un centro de salud. Mientras respiro dos veces, el teléfono suena para decirme que una paciente que tiene mucha fiebre lleva más de media hora esperando y ha ido al mostrador para que me llamen y me digan que haga el favor de verla "ya".

Basta de quejas. El colapso es por la "gripe" y tan a gusto. No, los servicios sanitarios están al límite - para mí eso significa que atiendo a 2008 pacientes, de los cuales 410 son mayores de 65 años- .
Y cuando la gotita X cae sobre el vaso lleno, se derrama. 
Desde hace muchos años. 
Y a peor. 

9 comentarios:

  1. Conchi y yo tenemos la inmensa suerte de ser tus pacientes y sabemos que tienes toda la razón, y que aguantas como tantos profesionales la incompetencia (dicho de la manera suave) de la administración sanitaria. Bastaria con que se organizaran para escucharos, para poner su atención en la opinión de tantos excelentes profesionales para planificar mejor sus estrategias y para tomar decisiones mas rigurosas... Suponiendo que su interés sea mejorar la sanidad pública, que ya es suponer.
    En todo caso nuestra gratitud, nuestra felicitación y nuestro máximo respeto por tu (vuestro) esfuerzo, trabajo, eficiencia e interes por vuestra profesion y vuestros pacientes

    ResponderEliminar
  2. Recibido por correo electrónico:
    Soy medico de urgencias en un gran hospital....no he visto apenas gripe en esta temporada....2 o 3....a la semana! Absolutamente falso q haya epidemia...solo en algún barrio? Se van a Fuenla efecto llamada? Solo son los recortes de personal! Asi como la afluencia de gente sin tarjeta sanitaria...sin derecho a A P pero si a urgencias!
    Vergüenza de periodismo! Asco de políticos!

    ResponderEliminar
  3. Un cupo joven, Vicente. Yo no llego a 1500 pero 440 son > 65 años.
    En Asturias aún no he visto epidemia. Catarros muchos...

    ResponderEliminar
  4. Recuerdas: Caos en los servicios de urgencias. Son las epidemias de gripe las únicas culpables? publicado en: Med Clin (Barc) (96(4):132-4, 1991 Feb 2.
    Creo que echaba las culpas a Atención Primaria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El desconocimiento lleva a esas conclusiones.

      Eliminar
  5. Mal de muchos, consuelo de tontos....dicen...

    Al ver este vídeo, me pareció estar mirando un hospital chileno en invierno...

    ResponderEliminar
  6. Soy médico centinela de Madrid y veo que hay pocos aislamientos, si hacemos casos a las declaraciones por sospecha en mi centro hay compañeros que esta semana declaran más de 10 gripes. Yo he visto una media de 45 pacientes diarios y sólo 2??
    Es que la gripe no es un catarro con mocos ,tos y sin fiebre, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace poco leí que la confirmación gripal en los médicos centinelas era del 44%. Clínicamente, el síndrome gripal es muy amplio en intensidad y síntomas. Es así.

      Eliminar