martes, 17 de marzo de 2009

El Papa, el SIDA, los preservativos, Camerún

A pesar de las muchas reflexiones que se han hecho sobre la necesidad de extender el uso del preservativo en las poblaciones africanas, y no africanas, como el método más directo, rápido y eficiente, aquí y ahora, para frenar la pandemia del SIDA, el Papa Benedicto XVI sigue manteniendo el discurso "moral" de que hacer eso no arregla nada e incluso aumenta el problema (podía aportar la referencia bibliográfica en la que se basa tal afirmación).

Como solución, parecen proponer una especie de lluvia benéfica del Espíritu Santo sobre las tierras africanas que les haga entrar en una "profunda renovación espiritual y humana de la sexualidad".
Parece más inmediato evitar el contacto del semen portador del VIH con la mucosa vaginal o viceversa mediante el preservativo, que esperar a que la población africana cambie sus hábitos sociales, sexuales y familiares -que también habrá que trabajar-, con educación y la mejora de sus condiciones socioeconómicas.

Hoy, el Papa ha visitado Camerún. Los datos del VIH-SIDA en ese país están disponibles en la web de la Organización Mundial de la Salud. Con una población de 18.549.00 habitantes en 2007, una mortalidad infantil por debajo de los 5 años de 149 por cada 1000 nacidos vivos, 1 de cada 32 personas infectadas del VIH y 39.000 fallecidos por SIDA en 2007.

Con esos datos de prevalencia, solamente un tercio de los hombres y mujeres de ese país reconocían usar el preservativo en sus relaciones sexuales.
¿Qué parece más prioritario? ¿La conversión a la moral sexual católica o conseguir que sobrevivan?

12 comentarios:

  1. La iglesia catòlica està a años luz de los desafìos de la salud pùblica en Africa y en el resto del mundo.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que mezclas dos cosas distintas aunque sí tienen relación. El objetivo del Papa es y debe ser la salvación de las almas, no sugerir políticas de salud pública. Pero está claro que en este caso esos dos objetivos parecerían colisionar. Y digo que parecerían, porque siempre me ha llamado la atención la tendencia a decir que la recriminación que la Iglesia hace del uso de preservativos ayuda a extender el SIDA, porque, claro, el buen católico no usa condón para obedecer a su Iglesia, y así extiende el SIDA. Lo raro es que ese buen católico decida ser promiscuo, irse de putas o tener relaciones extramatrimoniales... y el momento crítico es cuando se acuerda de que no debería desobedecer a la Iglesia y no se pone condón. ¿No sería mejor que no desobedeciese a la Iglesia siendo fiel a su mujer? Pues eso es lo que el Papa, y el sentido común (no hace falta ningún estudio clínico) dicen. Por otra parte, te recuerdo que un tercio de los enfermos de SIDA en el mundo son cuidados por instituciones, religiosos y fieles católicos. Espero que nadie venga a decir: claro a la Iglesia le interesa que haya SIDA para que sus acólitos tengan dónde ejercer la caridad, porque eso ya sería el colmo del cinismo.

    ResponderEliminar
  3. La postura de la Iglesia Católica me parece maximalista e inoportuna. Coincido en que la falta de organización social, familiar y socioeconómica en general de los países africanos es un determinante de la extensión del VIH-SIDA, trabajar en su modificación hará que estos países salgan de su pozo. Dar el mensaje "moral" como remedio a la situación aquí y ahora, es irresponsable y desconocedor de cómo se producen los cambios sociológicos. Usar el preservativo es la manera más rápida de frenar la extensión de la pandemia. El que no esté de acuerdo o piense que agrava el problema es prisionero de sus dogmas y produce más daño que beneficio. La opinión de la Iglesia y del Papa es infalible para los que creen en ella, para los demás, en este caso, una impertinencia.

    ResponderEliminar
  4. Creo que la Iglesia tiene todo el derecho a dar su opinión y, conforme a sus creencias, intentar lo mejor para las personas, es decir, salvar almas.

    En efecto, la Iglesia propone como solución no usar el preservativo, pero simultáneamente no ser promiscuo y mantener una sexualidad fiel a la pareja, dentro de la familia.

    Evidentemente, esto es mucho más eficaz que el preservativo en la lucha contra el SIDA. Salvo contagio por otras vías, si no mantengo relaciones sexuales fuera de mi pareja, mis posibilidades de contagio son cero. Sin embargo, por muchos preservativos que emplee, si soy promiscuo en África, tengo alguna posibilidad (pocas, pero alguna) de contagiarme.

    Si se sigue el consejo de la Iglesia, hay que hacerlo de forma completa: no-uso del preservativo, no-sexo fuera del matrimonio.

    La OMS y otras organizaciones aconseja el preservativo junto a otras normal. Si, por ejemplo, yo sólo uso el preservativo en el momento de la eyaculación o nunca me lo pongo para relaciones anales o me encanta practicar el cunilingus con mujeres que menstruan mientras tengo la encía sangrando, pues, ... no parecen muy útiles los consejos de la OMS.

    Creo que cada uno a lo suyo. La OMS salvar vidas, la Iglesia almas.

    ResponderEliminar
  5. "El que no esté de acuerdo o piense que agrava el problema es prisionero de sus dogmas y produce más daño que beneficio". Mírate en el espejo.

    ResponderEliminar
  6. Coincido con Vicente en que la Iglesia está "en otro mundo" cuando recomienda la abstinencia y la castidad en Africa ó en cualquier otro sitio.La epidemia de SIDA es un problema de Salud Pública y no se puede abordar desde un punto de vista "por encima de bién y del mal" ya que de esa forma lo que es seguro es que desprecia un medio que ha demostrado científicamente ser eficaz, para disminuir la incidencia del problema. Ya existen, afortunadamente, muchos misioneros de la Iglesia católica. verdaderamente implicados en el cuidado de esas gentes que recomiendan usar el preservativo porque saben que con sólo la oración consiguen pocos resultados, y les duele,ya se han pronunciado al respecto, que la Jerarquía CAtólica sea tan intransigente en estos temas, cuando están muriendo miles de personas.

    ResponderEliminar
  7. Pues sí, el clero vive en otro mundo, pero sin dejar de inmiscuirse en este; y eso, en terminos de salud publica, de investigacion y de libertad de expresion , no es del todo saludable.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Raúl Nieto Gómez25 de marzo de 2009, 22:58

    El Papa, con sus palabras, no hace más que repetir, una vez más, una verdad irrefutable, pese a quien le pese: los preservativos no han solucionado el problema del SIDA , ni en África, ni en Europa ni en América, ni en Oceanía. Y digamos que ha pasado ya algún tiempo para comprobarlo. Añado yo que los preservativos no han solucionado, ni solucionan ni solucionarán. Seguir insistiendo en eso es seguir insistiendo en el error.

    El preservativo es eficaz para evitar el contagio por el VIH, para evitar otras enfermedade sde transmisión sexual, para evitar embarazos no deseados. Pero asimismo es muy poco efectivo. ¿Hay que recordar que la eficacia es distinta a la efectividad? Allá donde se promociona más intensamente el uso del preservativo se produce un aumento en la incidencia de VIH y embarazos no deseados. No hace falta irse a África. En España, las estadísticas hablan por si solas.

    No hay más ciego que el que no quiere ver...

    ResponderEliminar
  9. Para cerrar el tema y los comentarios, recomiendo leer este enlace, http://mondomedico.wordpress.com/2009/03/26/mitos-en-torno-al-sida-el-uso-de-preservativos-empeora-el-problema/

    ResponderEliminar
  10. Raúl Nieto Gómez27 de marzo de 2009, 1:30

    Gracias por el enlace, Vicente, que espero se ponga interesante.

    ResponderEliminar
  11. Colega,

    Pienso que ya conoces el siguiente, pero aismismo lo mando (en portugués):

    "UNAIDS reconhece papel da fidelidade e abstinência na prevenção da SIDA


    O Programa Conjunto das Nações Unidas sobre o HIV/SIDA (UNAIDS), reconheceu em comunicado que “o início mais tardio da vida sexual e a fidelidade entre os casais” são parte das acções preventivas para evitar o contágio desta doença.

    Num comunicado divulgado na sua página oficial (www.unaids.org), o UNAIDS assinalou a urgente necessidade de evitar novas infecções.
    Embora se insista no uso do preservativo, o organismo reconhece que para prevenir a difusão do HIV é necessário tomar em conta os patrões de conduta, como a fidelidade e o início tardio das relações sexuais.
    O organismo retoma um comunicado de 2004, sobre o uso do preservativo, no que parece ser uma resposta à polémica gerada pelas recentes declarações do Papa a este respeito."

    ResponderEliminar