domingo, 30 de marzo de 2008

¿Para qué usar la glucosamina?

La glucosamina es principal y más consumido medicamento de los denominados SYSADOA (symptomatic slow acting drug for osteoarthritis), un pomposo nombre bajo el que se encuentra un grupo terapéutico que dista mucho de haber demostrado una eficacia razonable para extender su uso. En el año 2006 (glucosamina, diacereína y condrotin sulfato) facturaron mediante receta médica del SNS 81.42 millones de euros con una venta de 5.719.310 envases. Numerosas personas de todas las edades y condiciones toman este medicamento. Los ancianos para "no tener que llegar a operarse", los jóvenes "para recuperarse de traumatismos". muchas mujeres para "dolores articulares mal definidos". El consumo y la prescripción se ha extendido, sobre todo gracias a las especialidades del aparato locomotor (traumatología, reumatología y rehabilitación)
Pero, ¿hay datos que avalen su uso?
En la región británica de las West Midlands existe un grupo de General Practitioners que publican unos excelentes documentos de evalución de medicamentos. El último ha sido dedicado a la glucosamina, recientemente comercializado con el nombre de Alteris en el Reino Unido
Su indicación aprobada es la artrosis de rodilla. Por cierto, recientemente en Febrero de 2008 el propio NICE desaconseja su uso en su guía para el manejo de la artrosis: The use of glucosamine or chondroitin products is not recommended for the treatment of osteoarthritis (página 160).
La revisión del grupo MTRAC (Midlands Therapeutic Review and Advisory Committee) es muy clara: La glucosamina no es considerada adecuada para ser prescrita. Las evidencias clínicas existentes son inconsistentes y no convincentes, a pesar de los numerosos ensayos clínicos aleatorizados. Los ensayos muestran una clara dicotomía entre los financiados por el laboratorio y los independientes, sugiriendo sesgos o diferentes calidades de las preparaciones utilizadas. Cuando se evidenciaban beneficios, el tamaño de éstos era muy pequeño.

1 comentario:

  1. Espero que se demuestre con fiabilidad que la glucosamina es beneficiosa. Los pacientes con artrosis lo agradecerían.

    Un saludo.

    ResponderEliminar