miércoles, 21 de enero de 2009

Identificación de genotipos de VPH incluidos en la vacuna en lesiones CIN 2-3 en Barcelona

La decisión de vacunar o no a la población adolescente española ha provocado un debate científico y social de gran importancia. Desde estas páginas se ha intentado analizar de forma crítica y rigurosa la documentación que ha sustentado la decisión de recomendar una vacunación universal en nuestro país. La avalancha publicitaria y de intereses políticos, en relación a estas vacunas, ha deformado el debate científico.
Las vacunas se han generalizado por una supuesta reducción del "100%" de los CIN2-3 de las cepas vacunales (16-18), que se supone producen, al menos, el 70% de los cánceres de cérvix.
Los ensayos se hicieron en una población que mayoritariamente había tenido relaciones sexuales previas o ya estaban infectadas de VPH. Dado que la seroconversión era mayor en la población preadolescente, con unos ensayos que no representan la población diana y cuya eficacia "real" contra todo tipo de CIN2-3 producido por cualquier genotipo de VPH es del 17%; con estos datos, se lanzó la campaña universal para vacunar a todas las mujeres-niñas en el mundo occidental.
Un reciente trabajo realizado en España desmonta con datos locales varias de las afirmaciones en las que se ha basado la vacunación universal.
Identification of vaccine human papillomavirus genotypes in squamous intraepithelial lesions (CIN2–3) Gynecologic Oncology 111 (2008) 9–12.

Publicado por Eduardo González-Bosquet y colaboradores del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona nos muestra unos interesantes datos. Se realizo un estudio prospectivo de 519 mujeres con anormalidades citológicas. Se les realizó una segunda citología y se tomaron muestras para la detección de tipo específico de VPH y una colposcopia. A las mujeres que tenían anormalidades en la colposcopia se les realizó una biopsia. Un primer dato resulta interesante, el VPH se detectó en 340 pacientes (65.5%), y en 125 (24%) se observó más de un genotipo de VPH. En 206 pacientes con CIN2 o CIN3 confirmado por biopsia, en 88 (42.7%) de estas pacientes los tipos 16 y 18 de VPH fue detectado, pero solo 58 (28.2%) sin co-infección con otros genotipos de VPH de alto o probable alto riesgo. Pinchad en la imagen para ver con más claridad
Es decir, con 16 y 18 exclusivamente eran el 28,2% de los VPH presentes en las CIN2 y 3 demostrados por biopsia.
En 115 (55.8%) de las mujeres con CIN2 o CIN3, otros genotipos de VPH de alto riesgo o probable alto riesgo diferentes al 16 y 18 estaban presentes Estos genotipos diferentes no están incluidos en las vacunas. Debo recordar que la vacuna bivalente (Cervarix) solo contiene el 16 y 18 y la tetravalente (Gardasil) contiene el 16 y 18, junto al 6 y 11 que están relacionados con las verrugas genitales.
En esta muestra española, con pacientes biopsiados, los genotipos más frecuentes no están incluidos en las vacunas.
Además, de 206 mujeres diagnosticadas con CIN2 o CIN3, 19 fueron negativas para VPH y 14 fueron positivas para genotipos considerados de bajo riesgo. La conclusión de los autores provoca una duda muy importante:
Solo el 28.2% de las mujeres con CIN2 o CIN3 confirmadas por biopsia estaban exclusivamente infectadas con los genotipos 16 y 18 del VPH, este hallazgo da lugar a a dudas sobre la protección alcanzada con las vacunas actuales.
La investigación sobre el terreno debe seguir para conocer mejor la epidemiología real y la adecuación de unas vacunas con "supuesta" eficacia para reducir el cáncer de cérvix.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada