jueves, 2 de junio de 2011

Soy una máquina diagnóstico terapéutica tecnopapelera


  1. Arranco el ordenador por la mañana. 8 minutos hasta que se acaba de cargar WindowsXP profesional.
  2. Abro OMI-AP, miro la lista de pacientes citados. Citas programadas cada 7 minutos: 08.29h hasta 13.38h. Lleno. Tres pacientes sin cita/urgentes apuntados entre el primer citado y el segundo.
  3. Cada paciente con sus recetas: 10 segundos en salir cada hoja, 50 recetas firmadas por minuto. Se atasca el papel alguna vez y saca un taco de recetas en blanco juntas por la carga electrostática del papel. Separar y firmar.
  4. Abro SELENE para pedir pruebas al Hospital o visualizar resultados o informes. Zumba el ventilador del ordenador continuamente. Tres minutos en arrancar el programa, dos minutos en buscar al paciente y abrir sus datos. Quince clics en total hasta rellenar completamente una petición de Mamografía, por ejemplo.
  5. Me equivoco de vez en cuando en el cambio del colorín de las recetas: Rojo, verde, rojo, quita las recetas de la bandeja para usar el folio blanco, vuelve a poner verdes, luego rojas, quito blanco, pongo verde, quito verde pongo rojas.....
  6. No arranca la página solicitada en el Internet Explorer 6.0, que no se puede actualizar por orden superior. Zumba aún más el ventilador del ordenador.
  7. Cada vez que salgo de la prescripción en OMI me pregunta si estoy seguro de si quiero salir. Un clic más todos los días al salir de cada medicamento que imprimes en OMI. 
Estamos solicitando la receta electrónica, porque lo del papel no tiene nombre ni apellidos, pero los programas utilizados y la tecnoburocracia pueden ser irritantemente molestos. Lo que menos tardo en la consulta es saber que le pasa a un enfermo, explorarle y explicarle. Si no tuviera que hacer tanto tecnopapel, soy capaz de atender a muchos más pacientes. Soy una "máquina diagnóstico terapéutica tecnopapelera"

20 comentarios:

  1. Y esto tan estupendo de la receta electrónica... ¿quien lo paga? ¿La Administración, las farmacias, los médicos, los laboratorios? Porque barato no parece que sea, ¿no?

    ResponderEliminar
  2. Me suena todo esto de algo... (no se lo digas a la superioridad, pero se puede instalar Firefox en paralelo con la precaución de que no sea el nav. predeterminado), y como suelo decir, además queda pringado el teclado con las manchas del tampón y el sello...RECETA ELECTRONICA para todos ya, o por lo menos impresa para especializada....(cada loco con su tema)

    ResponderEliminar
  3. La única manera de reducir la burocracia es aportar ideas. Lo llevamos haciendo años. Es hora de un cambio en el modelo conceptual de receta. No una simple receta electrónica sino un modelo de plan terapéutico informatizado centrado en el paciente.

    ¿Será posible en Madrid?

    Trataremos de ayudar a los que tienen la responsabilidad. Por que serán ellos los que al final tengan que responder ante la sociedad.

    Un grupo de profesionales sanitarios está juntando esfuerzos para compartir información e ideas sobre receta electrónica en Facebook. Esperemos que podamos mejorar entre todos.

    http://www.facebook.com/home.php?sk=group_225857714107188&ap=1

    ResponderEliminar
  4. #yosiqueestoyindignado2 de junio de 2011, 22:37

    Indudablemente,esto es sumamente ansiógeno. Tras leer tu post tengo la TA en 220/120 mm Hg.
    No debiéramos de estar sometidos a estos "riesgos laborales" no medibles, que indudablemente son sumamente lesivos, y indiscutiblemente NO ESTÁN PAGADOS.
    Al final lo pagan nuestras coronarias, la capacidad de nuestras células de responder a la insulina,nuestras sufridas glándulas suprarrenales, nuestro antipático y autónomo sistema nervioso "simpático" y nuestro eje renina-angiotensina-aldosterona. Y encima tenemos que dar las gracias porque podemos ejercer nuestra profesión !!!
    Más de un gestor-widow maker debiera arder en el infierno por las muescas en su revólver a cuenta de la salud de sus sufridos y gestionados médic@s.
    Al final no te mata el desafío diagnóstico terapéutico, te mata la ridícula,absurda y circularmente cíclica carrera de obstáculos que tan bien describes.
    Un abrazo solidario.
    #yosiqueestoyindignado

    ResponderEliminar
  5. Vicente una vez mas tienes mas razon que un santo, esta aberrante situacion la vivimos por desgracia muchos medicos a diario , lo malo es aceptarlo como una catastrofe natural como si fuera un txunami , cuando tal vez solo es una averia consecuencia de una gran chapuza y relativamente facilmente resoluble .

    Siempre me pregunto si la mas alta instancia politica de la Comunidad sabe de verdad la realidad de la atencion primaria y si tal vez seria oportuno hacer llegar sin puentes toda la informacion.
    Porque solo desde la perversion o la anestesia moral es posible aceptar la situacion actual.

    ResponderEliminar
  6. #yosiquetambienestoyindignado Complemtamente de acuerdo

    ResponderEliminar
  7. No se de qué te quejas, si todavía usas el antiguo OMIAP, ya verás cuando te pasen al APMADRID que va 10 veces más lento.
    Lo siento pero es la pura verdad, aunque a mí nadie me hace caso. He pedido tener una memoria como la de cualquier ordenador de hoy día: yo tengo en casa 4 gygas. Pero en el trabajo no me suben de 1 gyga, a pesar de numerosas peticiones a la Gerencia y Cesus. Eso sí me consta que los técnicos de las gerencias tienen en sus ordenadores de superpantalla gigante al menos 2 gygas de memoria. Claro que su trabajo parece de mayor importancia que la de un simple médico de familia.

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno, real como la vida misma. Excelentes comentarios con los que estoy de acuerdo y queda poco que decir.
    Sin necesidad siquiera de receta electónica, se podría haber resuelto hace años este disparate poniedo un folio en blanco como receta, donde constase si el paciente es activo o pensionista y un recuadro para el número de recetas. Así de simple, pero nunca hubo buena voluntad o mejor dicho hubo siempre muy mala voluntad para resolver los problemas médicos. Como dijo un político, no descansaría hasta ver a los médicos en alpargatas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. La única salida a esa situación es la receta electrónica. El real decreto de receta solo permite planes de tratamiento de un año en la receta electrónica.
    La receta informatizada debe desaparecer: es algo que metes en el ordenador, lo transformas en algo físico y luego se vuelve a escanear. Una locura. La receta a mano subsistirá para cuando se vaya la luz. Habría que pedir responsabilidades a las comunidades cuyos timoratos gestores prefirieron esperar y ahora, en plena crisis, van a tener que implantarla.
    PIPURRAX

    ResponderEliminar
  10. Todo esto que refieres, además de una degradación del acto médico, supone un riesgo (real) para la salud (laboral) del médico, física y mental, que a nadie parece importarle.
    El alivio de la receta electrónica es un espejismo pasajero, contrarrestado por nuevos procedimientos informáticos (in crescendo) que te pegan literalmente a la pantalla. La informatización de la consulta como fin es una auténtica aberración.
    No se puede trabajar con angustia creciente. Hasta una “máquina” acabará reventando.
    ¿Propuestas?... ¿Medicinarealya?

    ResponderEliminar
  11. Como bien dice JA Cortes ,
    Aun da las gracias por seguir con el programa OMI anterior , pues el nuevo supone aun mas lentitud y dificultad , hasta extremos aun mas surrealistas y kafkianos,
    Es como comparar ir en un tractor despues de manejar un ferrari:
    Es todo un simbolo de desprecio hacia al trabajo del medico, hacia el paciente y otro torpedo mas en la actual pendiente de degradacion del acto medico

    ResponderEliminar
  12. Sí, medicina real ya.
    Y receta europea.

    ResponderEliminar
  13. Respuesta a varias reclamaciones que nos pusieron clientes y enfermos indignados hace un mes:

    Madrid, 4 de mayo de 2011
    Don ...
    Efectivamente, la impresora está averiada desde el día 1 de marzo de 2011, hace ya más de dos meses. Trajeron una de sustitución, pero solo funcionaba en días alternos e imprimía 4 ó 5 papeles de cada 10 ordenados. Trajeron otra de sustitución que es todavía peor: ésta solo funciona un día a la semana y va a pedales.
    Si el sistema fuera racional, ni siquiera haría falta impresora ya que, con receta electrónica o con receta multiprescripción y sin tener que hacer partes de confirmación semanales, sería innecesaria.
    Pero como el sistema es irracional y absurdo, la impresora rápida y en buen uso es absolutamente imprescindible ya que nos obligan a hacer miles de papeles inútiles como cheques/descuento (recetas oficiales), partes de confirmación y otras muchas tonterías, con el enorme despilfarro que eso supone en papel, tóner, electricidad, etc. y con el tiempo que ello ocupa, tiempo que habría que dedicar a actividades médicas y no burocráticas.
    Lamento las molestias que le está causando esta situación, pero no tengo ninguna responsabilidad en el asunto, ya que lo he denunciado en multitud de ocasiones a mis superiores y a la empresa privada externa (Cesus) encargada del servicio. Mientras no traigan una impresora nueva, le seguiré haciendo los papeles a mano o, cuando pueda, utilizando impresoras de otras consultas, pero no cabe duda que supone una molestia para Vd. los días que viene a consulta por asuntos burocráticos y para mí todos los días.

    Dra. Coral Pérz-Rodríguez Morcón
    Dr. Armando Nevado Loro
    CS Espronceda

    ResponderEliminar
  14. La mitad de mi tiempo en la farmacia me lo paso cortando con un cuter. Un cuarto del tiempo me lo paso revisando recetas, estampando de uno a tres sellos, y firmando de una a tres veces. Una décima del tiempo me lo paso sumando, preparadno y agrupando paquetes de recetas.

    El resto del tiempo es lo que queda para explicar el uso de la medicación, detectar errores, realizar consejos, etc.

    Desde luego el sistema está... pastoso. Pero a diferencia del gremio médico, para el farmacéutico la receta electrónica no cambiará las cosas absurdas.

    ResponderEliminar
  15. Gracias a todos, pues describis perfectamente la situación contidiana -esta enfermedad crónica de la burrocracia- para médicos, pacientes y farmacéuticos.
    Y eso que, por lo que deduzco, muchos aun no teneis AP madrid que aumenta el tiempo de dolencia una hora diaria, 5 horas a la semana, mas de 20 horas al mes....

    ResponderEliminar
  16. Desde un pais del tercer mundo,Argentina, leo y releo sus mensajes y por Dios, como podeis ejercer su profesion de esa manera.¿Como se puede atender un paciente en 7 minutos???, realmente es lo más antiético que conozco.Trabajo en sistema público ,debo confeccionar de puño y letra historias ´, mis recetas y dedico a cada paciente mucho más que 7 minutos, pues les dedico los que necesitan y regreso a mi casa feliz de ser médico de familia.Otro tanto en mi consulta privada.Si estuviera sometida a su "forma de trabajo" hace rato que estaría al frente de una huerta y divan por medio me replantearía porque elegí tan mal mi profesión,.Si despues de tantos años de estudio, y actualmente debiendo capacitarme anualmente para mejorar mi salario,debiese aceptar que un burócrata me diga como trabajar, en cuantos minutos ect, pues lo mandaría. como diría mi abuelo AL CARAJO ,COÑIO.Despues de sus comentarios pensaré muy bien antes de quejarme

    ResponderEliminar
  17. Gracias por tu comentario, Virginia

    ResponderEliminar
  18. El mensaje de Virginia me da mucho qué pensar. Pero he decirle que ya quisiera yo –y supongo que los demás– que los 7 minutos por paciente fuesen reales, porque las listas son abiertas (al contrario de las políticas), y si en teoría se comienza con esa isócrona, a lo largo de la jornada el minutaje mengua. Un ejemplo cotidiano: un paciente decide que su consulta es urgente, el administrativo correspondiente “fuerza” una nueva cita entre dos que están en turno normal y el resultado en ese tramo ya es de 3,5 minutos per cápita. Y así sucesivamente; a menudo para tirar la toalla. Por otro lado, hay “incompatibilidad” para el ejercicio privado, o mejor dicho, si se compatibiliza con el público se penaliza éste mediante recorte de sueldo; más concretamente en el llamado "nuevo modelo" (mayoritario), a pesar de su vetustez. O sea que sólo se puede resistir esto mediante un peculiar masoquismo que convierte lo insufrible en una grata condena. Que alguien me corrija si exagero. Sí, dan ganas de mandar a los burócratas a t…

    ResponderEliminar
  19. Jose manuel,,en que sentido te da que pensar ? Evidentemente no tenemos iguales sistemas de salud, trabajo para el sector público por una carga horario semanal de 30 horas,reales 24 las restantes 6 son para capacitarme,exiguiendome 270 hs anuales,trabajo con mucha más libertad que la que se desprende de sus comentarios, y en mi tiempo libre ejerzo en forma particular en mi consultorio privado.Para trabajar en el sector publico se debe uno presentar a concurso, con sus antecedentes y ganarlo, en el sector privado dificilmente se pueda trabajar si no es perteneciendo a una cartilla de una prepaga, para incorporarse a la misma se debe presentar CV y esperar ser admitido.Hay sistema públicos como el de los jubilados, =pensionados para Ud, en los que al inicio de mi carrera trabajé, pero me alejé porque se parecían bastante al que Ud cuentan, se pagaba mal, se sobrecargaban los cupos y lo que uno terminaba haciendo eran "recetas".Mi sueldo municipal actual equivale a 1200 euros,con 17 años de antiguedad en el cargo, para quienes inician el recorrido no supera los 800 euros. Me gustaría poder compararlo con sus honorarios, por ahi Ud tienen dedicación exclusiva y son mejores pagos.Soy comunitaria, soy cuidadana italiana, muchas veces me tentaron para trabajar en Barcelona, pensé siempre que sería buenisimo, pero por lo que Ud cuentan no lo es.Por que no lo hize? pues aqui tengo un cargo fijo= solo la muerte me lo sacará, es lo que llamanos carrera hospitalaria y realmente son muy pocos los profesionales que acceden a ella, dada la gran cantidad de médicos que estan matriculados en el pais.Me agrada mucho poder conocer su realidad y contarles la mía.Saludos.

    ResponderEliminar
  20. ¿Sabes lo más divertido de esto? Pensar lo fácil y barato que sería implantar una receta electrónica y saber que que el día que llegue todo será aún más difícil y además se habrá pagado una millonada por la implementación.

    ResponderEliminar