viernes, 6 de noviembre de 2015

Un año de relación con el Hospital General de Villalba


Hace aproximadamente un año entró en funcionamiento, de forma progresiva, el nuevo Hospital General de VillalbaDesde ese momento ha sido mi hospital de referencia, pasando a ser atendidos la mayoría de mis pacientes que requerían atención hospitalaria (urgencias, consultas externas y hospitalización) en sus instalaciones.

Su sistema de adjudicación y gestión entra en el modelo de hospital público administrado por la empresa privada mediante la concesión a largo plazo, tema que ha sido controvertido y motivo de apasionados debates y posiciones. Me propongo hacer una reflexión profesional sobre los aspectos del trabajo diario clínico y no sobre el modelo de gestión de la sanidad pública madrileña.

Mi hospital de referencia ha sido durante los 22 años que llevo trabajando en Collado Villalba, el Hospital Universitario Puerta de Hierro (HUPH). Pero no solo eso, fui estudiante de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid en la antigua Clínica Puerta de Hierro y fui residente de Medicina de Familia entre los años 1984-87 en la Clínica Puerta de Hierro. Es decir, me siento muy unido a la antigua Clínica Puerta de Hierro (hoy un edificio abandonado) de la que también fui paciente, así como del nuevo HUPH. A pesar de mi ligazón emocional y de los médicos que conozco ejerciendo allí, la gestión del mismo ha ido deteriorándose de forma llamativa con los años. No por responsabilidad de los médicos, sino por las nefastas gestiones de los sucesivos gerentes. La lista de espera para técnicas diagnósticas y de primera consulta ha sido realmente desesperante para los pacientes y para el médico de familia que solicita valoración y ayuda en el manejo de los enfermos que lo precisaban. Un aspecto que dificultaba la atención eran las pésimas comunicaciones de la que disponían los pacientes para llegar desde Collado Villalba hasta el hospital: unos 30 min. en coche particular (aparcamiento caro o en las lejanías) y un autobús público que tarda unos 75 a 90 minutos en llegar (va parando por distintos pueblos). Esta realidad la han vivido los habitantes de Collado Villalba durante muchos años.
A lo largo del tiempo, hemos tenido que atender en los centros de salud del pueblo, urgencias graves con un gran tiempo de espera para su traslado al hospital. Debo recordar que el dispositivo del SUMMA 112 y las UCI móviles no es tan antiguo.
Digo todo ello para resaltar que en la valoración del cambio, la situación previa influye mucho en la percepción actual.

La apertura del nuevo hospital ha traído numerosos cambios, he de decir positivos, en la gestión diaria de mi consulta. Las citaciones de primeras visitas se realizan en un tiempo al que nunca he estado acostumbrado: menos de 15 días en todos los casos. La gestión del caso, si es preciso realizar pruebas complementarias se hace de forma ágil y breve. Lamentablemente estaba acostumbrado a tener que esperar, en ocasiones meses, para la realización de pruebas solicitadas por mí o el especialista hospitalario.
La transparencia de la información del programa hospitalario es importante, pudiendo visualizar todos los aspectos relevantes. El horroroso programa informático SELENE que utilizan en el HUPH y otros hospitales de Madrid no puede ser más nefasto y disfuncional.
Mi experiencia, durante este año, es altamente positiva, tanto en relación a las consulta externas, ingresos y cirugías. Asimismo, la atención en urgencias me ha parecido adecuada en la mayoría de los casos de pacientes míos. Cada día reviso en la pestaña de informes externos del AP-Madrid los pacientes de mi cupo atendidos en el hospital.
Tener un hospital a menos de 1 kilómetro del centro de salud no ha reducido el número de pacientes que acuden a mi consulta sin cita o "urgentes", ha reducido su gravedad. Los pacientes prefieren acudir a su medico del centro de salud y que él valore si necesitan el hospital o no. Así debería ser en todos lados, siempre que haya confianza y accesibilidad.
La Dirección de Continuidad Asistencial tiene una línea abierta de fácil acceso para comentar cualquier aspecto disfuncional que aparezca.

Mi valoración profesional es muy positiva respecto a la relación con el nuevo Hospital General de Villalba.

Nota: 
Escribo estas líneas para dar mi visión del trabajo diario.
No tengo ninguna relación con el grupo Quirón Salud. Precisamente, trabajé durante año y medio en las Urgencias del Hospital Universitario Quirón Pozuelo antes de la fusión con IDC Salud, trabajo que dejé por las pésimas condiciones laborales y retributivas de dicho hospital.
Desconozco la opinión de los trabajadores del Hospital General de Villalba sobre sus condiciones de trabajo y si son justas y adecuadas a sus responsabilidades y carga de trabajo. 

16 comentarios:

  1. ¡Hola de nuevo, Vicente!

    Me alegra mucho que hables del hospital de Villalba y me alegra todavía más si cabe que haya mejorado tu trabajo, porque creo que los médicos de familia soportáis la mayor parte de la carga de nuestro sistema sanitario, y os merecéis que se os alivie un poco esa carga. Todavía os la podían aliviar más, pero bueno, cualquier cosa es importante.

    Pero para variar, voy a disentir de tu opinión sobre el hospital, no como profesional sanitario que NO soy, sino como paciente. Y como paciente mi experiencia con este hospital ha sido nefasta. Voy a tener que dividir mi comentario en varias entregas por su longitud, cosa por la que pido disculpas por adelantado.

    Antes de explicar mi opinión quiero puntualizar algunas cosas. Hay pacientes como mi suegra, a la que conoces, que ha tenido una experiencia mucho mejor que la mía, eso lo reconozco, pero ella también sufre algunas deficiencias del hospital y las sufre mucho más que yo por sus problemas de movilidad. Por otro lado, la mayoría de vecinos, conocidos y amigos que han pasado por el hospital han coincidido conmigo en señalar más o menos las mismas deficiencias que yo he sufrido, y no están demasiado contentos con el hospital.

    Y añado una puntualización más: el hospital Puerta de Hierro de Majadahonda no era mejor. Era peor. Pero no perdamos de vista el motivo: excelentes trabajadores sanitarios y no sanitarios, pésimamente gestionados para poder usar la estrategia "primero destruye, luego privatiza". El hospital de Villalba es mejor que el de Puerta de Hierro no porque realmente (en mi opinión, siempre) esté dando un buen servicio, sino porque comparado con lo deteriorado de la gestión que había, cualquier mejora nos parece impresionante. Esa es mi opinión.

    Ahora paso a señalar los problemas que he sufrido como paciente.

    No voy a hablar de la calidad de los cuadros médicos, porque no es el lugar apropiado y porque es difícil evaluar si mi experiencia personal es significativa y muestra la realidad o he sufrido una excepción. He usado cuatro servicios del hospital: Urología, Traumatología, Cirugía Ambulatoria y Urgencias. En todos he tenido problemas considerables. Prefiero no entrar en detalles pero puedes contactarme si lo deseas y muy gustoso te los contaré a ti en privado. Digamos que la próxima vez que necesite un servicio de forma no urgente si el sistema de citas me lo permite iré a La Paz: tendré que esperar mucho más para la cita pero confío en sus médicos. Y después de lo que me ocurrió en Urgencias, muy mal tendré que encontrarme para ir al hospital de Villalba. Y entiendo que es improbable que se repita, pero tengo miedo de ir, cosa que me resulta increíble y que jamás me había ocurrido en ningún otro hospital de nuestro sistema de salud. Algún problema puntual, sí, acabar con miedo por mi salud, nunca.

    Continuo en el siguiente comentario...

    ResponderEliminar
  2. El segundo problema es el acceso al hospital, al menos desde la zona en la que vivo. El autobús que puedo coger hasta el hospital tarda en llegar bastante más de lo que yo tardo andando. Y me dirás "pues ve andando al hospital". Me encantaría, de verdad, pero desde mi casa tengo que cruzar el arroyo de La Poveda para llegar al hospital, andar por el arcén de la carretera M-608 o ir hasta el paso de ganado (no es un paso de cebra...) del tanatorio, cruzar por ahí y desandar el camino. De nuevo, como todo en este pueblo, pensado para los coches y no para las personas. Cruzar el arroyo es lo más rápido pero no muy recomendable en invierno o primavera. El autobús no me sirve cuando dispongo de poco tiempo antes de la cita, porque no puedo planificar la llegada, o tardo demasiado. Y mi suegra, por ejemplo, no puede usar el autobús porque tiene problemas para subir y bajar en ocasiones. Ayer mismo tuve que llevarla en mi coche al hospital por ese motivo.

    Total, que con más frecuencia de la que me gustaría tengo que recurrir al coche, cosa que me incomoda enormemente. Y aquí viene otro problema: el ridículamente escaso número de plazas de aparcamiento que se han creado en un hospital situado en un pueblo en el que desplazarse en coche es la norma. Tal es el problema que ante la avalancha de coches que aparcaban en una zona prohibida cerca de la entrada del hospital, alguna autoridad decidió que la solución era quitar la prohibición, borrar la línea amarilla y recomendar a los conductores que extremasen la precaución al acceder a Urgencias para evitar colisiones con los coches mal aparcados (perdón, ahora bien aparcados) en la zona.

    El aparcamiento subterraneo es algo mayor que el de superficie pero igualmente escaso, con coches aparcados en los viales a diario. Los guardias de seguridad del hospital ya ni siquiera colocan unas pegatinas disuasorias en los coches que aparcan en los viales dificultando el acceso, porque no ha dado resultado. Vivimos en el "land of do as you please" como decía Alan Moore, y si la policía local no hace nada, poco puede hacer el equipo de seguridad del hospital. A estas alturas, educar a la población me parece inviable.

    Este problema no sólo afecta a este hospital, el Puerta de Hierro de Majadahonda estaba igual de mal o peor, con un aparcamiento privado, pero en este hospital de nueva construcción, de gestión privada que según los decisores electos es mucho mejor y más eficiente que la gestión pública, sorprende ver que se cometen y se AGRAVAN los problemas existentes en otros hospitales.

    Resumiendo, acceder al hospital, especialmente cuando no se dispone de mucho tiempo previo a la cita, puede ser un GRAVE problema, especialmente los días con clima adverso.

    Continuo en el siguiente comentario...

    ResponderEliminar
  3. Otra de las deficiencias graves del hospital, que afecta principalmente a la gente mayor, es el sistema de ubicación de las consultas externas. Y francamente, en un hospital como este que en mi opinión no es más que un glorificado montón de consultas de especialistas, esto me parece grave. En realidad es más simple de lo que parece porque los tres módulos (A, B y C) están luego comunicados interiormente, pero para un recién llegado al hospital que imprime su ticket la tarea consiste en ubicar dos coordenadas: módulo y planta. Siempre que he ido al hospital he tenido que hacer de cicerone con algún abuelo que estaba totalmente perdido intentando encontrar una sala de espera cuyo cartel identificativo suele estar DENTRO de la propia sala de espera. El personal de verde del hospital es amable y siempre acompañan al paciente que no sabe llegar a la consulta, pero no hay suficientes como para atender a todos los que andan perdidos, y no siempre la gente pregunta. En varias ocasiones he visto como gente que sacó su ticket en la entrada del hospital no llega a tiempo a la consulta.

    Se me ocurren formas mucho más amigables para el paciente de localizar cada servicio de especialistas. Otros hospitales no tienen este problema porque tienen un diseño más cuadrado en una sóla planta, más pequeño en múltiples plantas, etc. En este hospital han introducido los problemas que tiene un hospital de una sóla planta y área muy grande y los problemas de los hospitales de área pequeña y muchas plantas. Todo un logro, en mi opinión, que no me parece razonable en un hospital de nueva construcción.

    La ubicación de las pantallas donde van apareciendo las citas es nefasta en algunas de las salas de espera, porque ponen DOS monitores en la misma pared y NINGUNO en la pared opuesta, y como los asientos están divididos y apuntan a ambas paredes, la mitad de los pacientes no ven los monitores. Como es obvio los pacientes intentan ocupar los asientos desde los que se ven los monitores, lo que acaba provocando situaciones que Berlanga sacaría en una película.

    Aunque la lista de problemas menores que he experimentado es bastante más larga, pararé aquí y acabaré con una cuestión que también me preocupa: sin mi permiso, porque yo no decidí la privatización del hospital, se me impuso, mis datos de salud están en manos de una empresa privada. No quiero que una empresa privada tenga acceso a mi historial médico, pero si me niego no puedo usar el hospital, o al menos eso entiendo. Asumo que el estado tenga acceso a ciertos datos privados mío, y por supuesto que confío en que esos datos estén al alcance de los médicos públicos, pero no me gusta que una empresa privada sepa nada sobre mi salud.

    Siento muchísimo lo largo del mensaje pero no se me ocurría cómo resumirlo más sin quitar cosas que considero importantes, y por supuesto que entiendo que mi muy negativa experiencia personal en el hospital no implica que ese sea el estándar de competencia, pero después de haber tenido problemas en cuatro servicios, no es que me muera de ganas de tener que ir de nuevo a ese hospital. No me queda otra, claro, porque no siempre puedo cambiar las citas a otro hospital, pero me sentiría más tranquilo si el hospital fuese de gestión pública, o al menos con personal sanitario público.

    Respeto como no podía ser de otra manera que otros ciudadanos vean en el hospital de Villalba algo que deseaban y que disfrutan, con un servicio del que están muy satisfechos, pero no es mi caso y me consta que tampoco el de muchos vecinos.

    Aquí acaba mi impresión, y agradezco a Vicente la oportunidad que me da de compartirla en su blog.

    ResponderEliminar
  4. Pues servidor tiene una mala experiencia con el nuevo hospital de villalba, ciudad con la que no comparto absolutamente nada (vivo en la otra punta de Madrid) ...... excepto a la hora de ir al médico de la Fundación jimenez diaz en determinadas especialidades "complejas" ¿no hubiera sido mejor para todos que esos pacientes de Collado fueran atendidos en majadahonda, en lugar de engrosar la lista de espera de la FJD?

    ResponderEliminar
  5. Pues, queridos, la cosa es, como dicen en mi tierra, "fala-se da feira segun vai o negocio en ela", por lo cual, se trata de visiones privadas, particulares y con una valoración subjetiva (vamos, la del cliente-paciente,vamos, igual que la mía). Otra valoración tiene la del Dr. Baos, excelente profesional de la medicina, al tratarse de una opinión experta en el interface médico de familia vs médico especialista.
    Pues a mi, resulta que es todo lo contrario a lo que exponen estos colegas paciente: Sin ningún género de dudas, en el que mejor y más rápido tratamiento he recibido y, al igual que el Dr. Baos, mantengo una asepsia total en materia de gestión (pública, semipública, cuasipública, privada...). Vamos, que me interesa "un pepino" esta cuestión, pues no estoy en este mundo para arreglar los problemas político/administrativos de mis tratamientos médicos, si no que para estos tratamientos "me arreglen a mi".
    Queden con salud.

    ResponderEliminar
  6. Mi experiencia como paciente no es buena, para decirlo rapido y pronto a los medicos no les importas una mier*** de hecho niegan servicios y te hacen volver al hospital una y otravez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como decía en mi primer comentario, he usado los servicios de Traumatología, Urología, Cirugía ambulatoria, Urgencias, y los problemas que he tenido de atención han sido considerables. Insisto que no quiero entrar en detalles porque al final acabaré hablando mal de algún médico y en fin, no me parece bien hacerlo aquí.

      Mi mujer también ha tenido problemas considerables en otros dos servicios del hospital, lo que me lleva a pensar que estos problemas no son excepciones.

      No digo que todo sea malo, pero desde luego yo no estoy satisfecho tampoco con la atención sanitaria que recibo, cosa que se añade a todo lo que ya mencioné en mi comentario. Y sospecho que el modelo de gestión ha influído en estos problemas por ciertas cosas que he observado y que me voy a ahorrar para no meter en problemas a uno de los doctores que me ha atendido y que ha sido el único que me ha tratado con la atención que yo espero de un médico.

      Eliminar
  7. También he tenido una pésima experiencia en Urología quizás por impericia, por inexperiencia, o por ambas. En el quirófano me he sentido como en el matadero, cero humanidad y caos reinante. Los médicos cogiendo el teléfono móvil en plena cirugía, entre otras cosas. No exagero, realmente asi sucedió. Recomiendo que antes de cualquier intervención pregunten quién la hará? no estan publicados los cuadros médicos de cada departamento o por lo menos no los había cuando me intervinieron.
    Estoy muy arrepentido de la decisión que he tomado solo por cercanía, si pudiese volver el tiempo atrás, nunca hubiese elegido el Hospital de Collado Villalba.

    ResponderEliminar
  8. Vicente, parece que la única persona que conocía que estaba contenta con ese hospital ha dejado de estarlo. Mi suegra está actualmente ingresada en Puerta de Hierro, hospital que tampoco era santo de mi devoción pero que, las cosas como son, ha actuado de una forma que creo que es más profesional con ella. Ya te contará ella misma toda la aventura.

    Y añado: si para una prueba diagnóstica es importante el peso y talla del paciente, ¿se le pregunta su peso y talla al paciente o se le pesa y se le mide? Que no soy yo como House y digo que todos los pacientes mienten, pero puesto que el paciente no sabe por qué se le pregunta eso, no sabe si es vital para la prueba o si es algo estadístico, pues igual se quita kilos y se pone centímetros. A mí siempre me han pesado y medido, y me alegro porque si bien en la talla suelo ser preciso, en el peso no tanto porque no me peso a menudo, y alguna vez ha pasado que había un desvío de 5 kilos o más entre lo que yo creía pesar y lo que realmente pesaba.

    Pues bien, es la primera vez que me ocurre que me preguntan, apuntan y a tirar que hay prisa. Y vaya, no digo yo que estas cosas no pasen también en otros hospitales, que en todos sitios cuecen habas, pero en mi experiencia en este hospital cuecen TODO tipo de habas al mismo tiempo...

    Y sí, cuento la película como me ha ido a mí, mi opinión es absolutamente subjetiva y yo no soy nada aséptico sobre el modelo de gestión de un recurso sanitario, especialmente después de leer el contrato suscrito con los gestores en este hospital en concreto, pero mi experiencia es la que es, y si no hay aparcamiento (por poner un ejemplo) es por un número insuficiente de plazas, no por mis prejuicios. Por eso no he querido hablar mucho de la atención, porque ahí los prejuicios pueden ser más importantes. No siempre, hay casos objetivos, pero en otros casos puede ser que sean los prejuicios hablando.

    Al final lo único positivo que encuentro a este hospital es que te hacen las pruebas muy rápido. Para el diagnóstico, eso sí, el retraso es considerable (al menos en los casos que me han concernido)...

    Ojalá los gestores lean esto, porque hay opiniones aquí de todo tipo, y actúen en consecuencia.

    ResponderEliminar
  9. Agradezco vuestro comentarios. Es bueno conocer las opiniones de primera mano. En una institución que atiende a muchas personas, son posibles todas las situaciones. Es muy importante reflejar por escrito en el mismo hospital cualquier dato o actitud que os haya parecido inadecuado. Es la única manera que los gestores lo conozcan puedan tomar medidas.
    También decir que todo el mundo espera de sus médicos la excelencia en todos los aspectos. No siempre es posible y muchas veces las condiciones en las que trabajamos (presión de número, tiempo, etc) hace más difícil mantener la mejor atención a los pacientes.
    De nuevo, muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vicente, de sobra sé en qué condiciones trabajáis los médicos, tanto en AP como en centros de especialidades y hospitales. He visto cosas en Puerta de Hierro que me han sorprendido por la abnegación y amor al trabajo que supone. Te he visto salir literalmente corriendo a tomar un café para que tus muchísimos pacientes no tuvieran que esperar unos minutos más. Trabajáis, salvo excepciones, faltos de recursos y con agendas excesivas. Creo que demasiado hacéis.

      Por eso, cuando me quejo, no tengo en cuenta esas cosas. Cuando me quejo es porque creo que se ha producido una situación que no es razonable teniendo en cuenta tantos factores como puedo. Y así y todo verás en mis comentarios que no he querido detallar mis quejas por si acaso son fruto de mis prejuicios, que los tengo y soy consciente de ellos. Me quejo, por ejemplo, cuando el médico que me atiende ni siquiera me mira a la cara o me responde con monosílabos. Eso no es cuestión de competencia, habilidad o carga de trabajo. Es una cuestión de actitud. Y entiendo perfectamente que hay médicos MUY quemados por las condiciones en que trabajan, pero no redunda en su favor reflejar ese disgusto en un paciente. Yo no tengo la culpa, y es más, tengo empatía con su problema: sólo espero algo de empatía con el mío.

      Sólo he dejado constancia por escrito en el hospital de dos problemas, ambos ajenos a la atención sanitaria, y las respuestas han sido genéricas y no ha habido cambios de ningún tipo al respecto.

      Ni de casualidad voy a quejarme, por ejemplo, del problema que tuve en Urgencias. No tuvo excesivas consecuencias y como no estoy seguro de si lo que pasó fue por agotamiento, sobrecarga de trabajo, un mal día o cualquier razón que al final nada tiene que ver con la competencia del profesional que me atendió, pues no es plan de ir protestando a la primera de cambio. Como además esa persona me atendió con amabilidad e intentando que me sintiera lo mejor posible dadas las circunstancias, pues no voy a quejarme por vía "oficial". Pero el problema se produjo y pudo tener consecuencias graves, y es la primera vez que me ha pasado en un servicio de urgencias en mis 43 años de vida, y creemé que he visitado unos cuantos. Hay otro asunto sobre el servicio de Urgencias de este hospital en concreto que no puedo compartir con vosotros porque no lo he podido corroborar. Si en algún momento puedo corroborarlo, no sólo lo contaré aquí sino que lo pondré en conocimiento de quien sea necesario para que se haga público.

      Gracias a tí por darnos voz en todo este asunto del nuevo hospital porque es algo que me toca muy de cerca por muchos motivos. Una de las muchas razones por las que no me gusta vivir en Villalba es que no había un hospital a una distancia razonable de casa, me decepcionó el resultado del traslado del Puerta de Hierro porque lo que se ganó en instalaciones de perdió en dotación y calidad asistencial (en mi opinión, por supuesto), y me ha decepcionado el hospital de Villalba también.

      En breve pasaré por el servicio de Oftalmología del hospital, es lo que tiene la diabetes, que rutinariamente acabas conociendo a multitud de especialistas. A ver cómo me va ahí...

      Insisto, gracias Vicente por permitirnos dar nuestra visión, no sabes cuánto lo valoro.

      Eliminar
  10. Estimado colega,
    En primer lugar felicidades por tu blog. Soy un lector asiduo por el interés de tus textos pero no suelo comentar hasta hoy que he descubierto que los comentarios pueden ser anónimos.
    Esta entrada la leí hace mucho tiempo, y desde entonces me he preguntado si debía decirte algo o no, hasta que me he decidido.
    Yo he trabajado allí bastantes meses, aunque afortunadamente ya llevo un tiempo en otro hospital público.
    El contrato es indefinido, lo cual es atrayente y te engancha, al menos eso fue lo que me atrajo a mi, aunque el sueldo es ligeramente inferior.
    Tecnológicamente esta muy bien dotado, pero trabajas muchísimo mas y hay un problema que yo considero muy serio y parece que nadie lo quiere ver, y es que el personal es muy joven, muchiiisimo, y aunque me consta que los compañeros son buenos profesionales y hacen lo que pueden, hace falta gente con mas experiencia. Se supone que puedes apoyarte en los profesionales de la fundación Jiménez diaz para segundas opiniones, pero la realidad es que ellos están saturadisimos, así que la realidad es que estas bastante solo... Y de verdad pienso que las patologías que vienen muchas veces son complicadas, y aunque creo que salimos bien formados de la residencia, es muy necesario que exista personal mas experto en el que apoyarte.
    En mi nuevo trabajo siento que mis pacientes están mas seguros, ya que el equipo de mi servicio cuenta con personas de experiencia a la que preguntar algunas dudas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Lo que comentas lo dicen los pacientes. La lógica es que cualquier servicio esté formado por una amplia variedad de gente intergeneracional. Así se aprende en Medicina, incluso más allá de la residencia.

      Eliminar
  11. Buenos días
    Por desgracia, por varias razones graves he estado ingresando en los hospitales desde el año 2008 bastantes veces, muchos meses durmiendo en una triste cama de hospital.
    En mi humilde opinión, el hospital General de Collado Villalba es el mejor hospital que he conocido en España, En toda España!!!
    Hasta el momento el trato con los profesionales ha sido exquisito, me han tratado con humildad y con mucho cariño, cosa que no he sentido en otros hospitales y menos en los de Gestión Pública que han sido, nefastos no... peor que nefastos.
    He tenido la suerte de tratar con profesionales humanos.
    Los hombres y mujeres que van de verde, desde el primer día los he visto atentos con todo el mundo, no solo conmigo.
    Asesoran a la gente, los acompañan, les ayudan con las máquinas, y con una amabilidad exquisita al igual que los médicos etc.
    Cuando uno no sabe debe de preguntar, porque para eso está lleno el hospital de profesionales que atienden por todas partes. No vale quejarse por quejarse, porque nadie puede leer nuestros pensamientos.
    Gestión Pública? he conocido muchas personas en gestión pública que utilizan los datos personales a su antojo, así que deeso no nos libra nadie.
    Señores, ustedes no saben lo que es estar en un hospital de gestión pública por lo menos para los pacientes, la deshumanidad que existe, el mal tato y desprecio, la superioridad con la que te ven la mayoría de los profesionales, etc.
    No quiero ni hablar de los dos años de espera que existe en hospitales como por ejemplo los de Toledo, que vergüenza les debería de dar a los médicos y a los que gestionan el hospital.
    En una operación, por más que les decía que era alérgica al látex no me hicieron caso y casi me matan.
    Me hicieron una fístula en la médula y a sabiendas que tenía una fístula y corría peligro de muerte me enviaron de nuevo a mi casa, gracias a que un familiar que es médico me envió de nuevo a urgencias porque creía que me moría, y efectivamente, me estaba muriendo (la primera vez 11 horas de espera y la siguiente 7,en urgencias, o al revés, porque estaba tan malita con tantos dolores de cabeza que me han dejado de por vida,que ya ni lo recuerdo bien).
    En otra operación me contagiaron la bacteria más peligrosa que hay en quirófano, cuando me fueron a cerrás la fístula, me contagiaron una meningitis por la columna vertebral)que por cierto en Toledo tienen muchos casos de este tipo.
    Las horas de espera en Urgencias, la mínima 7 horas, y 11 horas, y esto estando muriéndome, los traumatólogos quejándose de los neurocirujanos y estos pasando de todo. El jefe de trauma de urgencias le indicaba a una doctora joven, que es que allí, no hay normas y que cada especialidad va por libre y puede hacer lo que quiera.
    En Toledo en las consultas externas he estado horas, muchas horas esperando y los médicos o no habían venido o estaban tomando café durante dos horas o más, yo he estado como mucho dos horas esperando a ver qué hacían, y me he ido por aburrimiento.
    Y si quieren les relato las historias para no dormir que pasan en otros hospitales, así como el robo continuo por parte de trabajadores de las medicinas, guantes, papel higiénico, etc.
    Se quejan del ParKing?? En muchos hospitales no existe ni un Parking, y si existe alguno cercano, les aseguro que es de pago.
    Verdaderamente, para poder hablar uno ha tenido que vivir mucho en los hospitales, y les aseguro que hasta la fecha, el mejor hospital que conozco en cuanto a atención, servicios, rapidez y calidad humana es el Hospital General de Collado Villalba.
    Fallos? Problemas? de eso nunca vamos a estar libres porque somos humanos.
    Mi opinión personal es que es el mejor que he visitado.
    Que se puede mejorar? Pues claro, como todo en esta vida.

    ResponderEliminar
  12. Por supuesto, mi visión solo es como paciente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, he ido muchas veces al hospital de Villalba, he tenido un grave accidente y dos operaciones, una de ellas muy importante y tanto en el servicio de urgencias como en traumatología, cirugía, curas, etc., la experiencia dentro de lo que es pasar por quirófano y las secuelas de un accidente, ha sido estupenda. No entiendo a la gente que ve que si las consultas, las pantallas, no sé qué... de verdad que aquí a la gente la enviaría por el mundo a que vieran lo que hay, EN EUROPA, no hablo de Tercer Mundo. Es posible y no digo que no, que como en todos los hospitales haya fallos y que se produzcan negligencias... pero la atención, el propio hospital y la dedicación e interés que ponen todos los profesionales, desde que entras hasta todo lo demás... habitación individual, el baño comodísimo... sofá cama estupendo para el acompañante... no puedo decir nada negativo. Tal vez que ya empieza a estar un poco saturado y tardan por ejemplo, en pequeñas cirugías más de lo normal.. pero ya es por buscar los tres pies al gato. Insisto, la gente se queja de cosas absurdas... cierto lo del parking, hay escasez de autobuses hacia la zona en la que vivo... pero globalmente, la atención y el nivel, DE PRIMERA.. absolutamente. Y si realmente se produce una negligencia, pues que denuncien... pero que no se quejen porque sí. Creo insisto en que, no tienen ni idea de lo que hay ni siquiera en Europa.

      Eliminar