sábado, 2 de abril de 2011

Atrévete con la Medicina de Familia

El próximo lunes 4 de Abril comienza la asignación de plazas MIR según su número de orden. El primer día se asignará hasta el número 700 y así sucesivamente hasta el 11.554 el día 19. 
Muchos días, muchas personas, muchas ilusiones, mucho esfuerzo detrás y una gran responsabilidad. Elegir una determinada especialidad va a determinar una gran parte de tu vida, no solo la profesional, también la afectiva, la económica, tu visión del mundo y de la sociedad. Tras muchos años de estudio y sacrificio, debes decidir como orientar tu futuro y no es fácil. No tiene nada que ver trabajar en un ámbito hospitalario, en un ámbito quirúrgico, en la salud mental, en la atención primaria. El estudiante no ha tenido las mismas oportunidades para conocer cada espacio de forma similar. La formación universitaria, a pesar de los avances de los últimos años, es eminentemente hospitalaria y sacraliza el trabajo en ese ámbito como la práctica médica por excelencia, en detrimento de la medicina que se realiza fuera del Hospital. Cuesta cambiar esa visión en el estrecho e interesado mundo académico español, pero se avanza.
La realidad de la atención primaria no es ideal en España. No en todos los sitios es igual, pero hay mucho que cambiar y que mejorar. Cada generación se queja de lo que recibe y procura cambiarlo. Cuando la definición del médico de familia está clara, y lo está, su ubicación en el tejido sanitario profesional seguirá siendo determinante. Ningún país puede prosperar sanitariamente sin unos médicos de familia bien formados y trabajando adecuadamente. Ni los neoliberales más extremistas pueden negar esta afirmación. Y para que esto sea así, hay que seguir defendiendo nuestra práctica y nuestro aval científico. Durante la residencia, se aprende a ser médico de verdad, tomando decisiones, esforzándote por saber mucho de casi todo, demostrando que el médico de familia es el profesional médico con mayor bagaje de conocimientos científicos sobre la enfermedad y la salud del ser humano. Siendo un médico de todo, sabiendo acercarte al sufrimiento humano de forma amplia y global, sabiendo tus límites pero explorando todos los horizontes. Especialista en personas.

Nota: La imagen es una adaptación de un cartel de la American Academy of Family Physicians  página 45. 

28 comentarios:

  1. Vicente,

    Tu material promocional si fuera sometido a los controles aplicados a la publicidad farmaceutica seria claramente prohibido, por publicidad engañosa y poco balanceada.

    Macho mete tambien la "ficha tecnica" aunque sea en letra pequeña y menciona los efectos adversos: lo de los contratos basura, la falta de protagonismo en los nuevos modelos de cronicos, lo de ser secretarios del sistema, lo de los 50 pacientes al dia, lo de los turnos de tarde, lo de las suplencias de pediatria y las urgencias de puerta como unica salida profesional al terminar...

    ResponderEliminar
  2. ¡Está bien...todo es una mierda, voy a tomarme el ISRS para animarme y no sentirme culpable por creerme lo que soy y hacerlo lo mejor posible cada día. Las realidades no existen son solo percepciones mentales!.

    ResponderEliminar
  3. Hace años, en los hospitales de mi Area, hay unas jornadas de puertas abiertas, para que los residentes elijan el hospital.
    Hay que venderles la moto..incluso hasta engañarles.
    Cuando yo aprobé el Mir, hace 31 años, este había empezado un año antes. Fuí a Puerta de Hiero a elegir,y elegí lo que habían elegido unos compañeros y amigos, con mejor número que yo, y mejores, y elegí el mismo hospital y especialidad. Uno de los errores de mi vida.
    Ahora los candidatos hacen una ronda por los hospitales, por las unidades docentes, hablan con los residentes, y eligen.
    Por supuesto los mejores...
    Los medianos eligen lo que les queda..
    Y el caso es que yo si ahora tengo que elegir una especialidad, al conocer a los Baos, Bravos, Casado, Gavilanes, y a lo que tengo la suerte de ejercer, seguro que elegiría medicina de Familia..
    Pero por supuesto en unidades docentes en las que no sea un número...:Rafalafena, Camas, Greco,Calavía, Balza.. en las que seguro voy a aprender mucho más que en otras, y sobre todo van a tener mucho más interés por mi..
    En caso contrario, lo tengo claro, eligiría otra cosa.
    Finálmente, como dice Rafa, pienso que aconsejar la mediocridad, y la falta de futuro.,tiene que quedar sobre nuestras conciencias.
    Dentro de cinco años, pensando que en nueve se jubilan los primeros "talibanes" es posible que pensase algo distinto.
    Pero el caso es que habrá tantas generaciones intermedías, que si han sobrevivido, no ha sido de médicos de familia, sino de urgenciólogos, de geriatras, de domiciliarios, de hospitalizaciones a domicilio..
    En fín.. que si este año quedan plazas vacantes de MdF, seguro que hasta es bueno..
    A ver si al fín se dan cuenta que tampoco somos el ombligo del mundo..

    ResponderEliminar
  4. Cuando elegí plaza en el MIR, tuve la suerte de elegir el primer día y lo que me gustaba y pude ver cómo elegía el número 1, medicina de familia y el numero 10, medicina del trabajo. Hubo un clamor general en la sala y luego fue tema de conversación. Aún me acuerdo de lo ridículo que fue defender que ese muchacho eligió lo que quería hacer frente a compañeros que creían que con ese numero había que hacer otras cosas, "de mas caché". Triste visión de la Medicina.
    Ahora están viniendo futuros resis a mi hospital e intento decirles mi verdad sobre mi hospital en concreto, pero deben hablar con mas gente, porque al final vienen. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. ¡Que sí!
    ¡Que estoy de acuerdo!.
    ¡Que nuestra especialidad es preciosa!.
    ¡Ya está bien de protestar!.
    ¿Es que las demás especialidades no tienen letra pequeña?
    ¿Es que hay que utilizar siempre la visión catastrofista?
    ¿ Y esta visión, nos ha conducido alguna vez a algo?
    ¡Qué sepáis, los cambios lo producen los jóvenes!.
    Porque están motivados.
    Porque consideran que no van a trabajar el resto de sus vidas en las condiciones actuales.
    Porque dominan las nuevas tecnologías.
    Porque necesito que me sigan motivando.
    Yo estoy como un niño con zapatos nuevos.
    Otra vez esperando residente.
    ¡De Familia!
    ¡Claro que sí!

    ResponderEliminar
  6. Veamos. Aprobé el MIR el año de menos plazas (1985) y quería ser anatomopatologo. De forma absolutamente sorprendente me quitaron la plaza en mi Región con el número 50 y yo, con un número anterior al 1000, me tuve que "resignar" a elegir M. de Familia para quedarme en mi Comunidad (lazos obligaban). Como dije en un acto de despedida de residentes en mi Unidad Docente: !Bendito día!. He disfrutado, disfruto y sinceramente, creo que disfrutaré, con esta preciosa especialidad, la más cercana al paciente, la más humana, la más completa y, sin embargo, probablemente de las menos reconocidas ( comenzando por los propios especialistas hospitalarios). Por tanto, soy un más que feliz Médico de Familia, que aprende de forma diaria junto a sus pacientes, y que agradece de forma contínua que aquel "iluminado" escojiera AP...

    ResponderEliminar
  7. De acuerdo. En teoría la Medicina de Familia es una especialidad preciosa, donde te puedes realizar completamente como médico.
    Pero, en la práctica, con la realidad actual, no es así.
    Yo, con sinceridad, no se la aconsejaría a nadie.

    ResponderEliminar
  8. Es cierto que la realidad de cada cual depende de la particular percepción mental. Pero la objetiva puede ser bien distinta. De hecho lo es en el caso de nuestra especialidad médica, centrada en todo, en la integridad del individuo, en la persona. Llamémosnos médicos de familia, generales o, como yo creo que nunca debiéramos haber dejado de llamarnos, médicos de cabecera. Porque si no estamos expresamente a la cabecera del enfermo, como en los tiempos heroicos de la medicina rural, estamos a la cabecera de las desdichas ciudadanas y situados en el observatorio principal de la comunidad que vive, goza, sufre y muere. Individuo y sociedad ante nosotros, cada día, en toda su grandeza y su miseria. ¿Qué más se puede pedir para una labor profesional humana, creativa, técnica, espiritual y de servicio? Sin embargo, no nos engañemos, plenos de entusiasmo y conscientes de nuestra grandeza. Continuamente estamos denunciando atropellos y vilipendios que dañan nuestro ego y degradan la imagen de la atención primaria, de modo que hemos de reconocer que no estamos desempeñando nuestra loable labor en las condiciones ideales, ni mucho menos. No hemos de venirnos abajo por las circunstancias que los politicastros nos imponen, pero tampoco debemos sublimar románticamente lo que no es, porque si bien la deformación de la realidad puede proporcionarnos bienestar, también puede llevarnos a la enajenación. En resumidas cuentas, que ningún recién llegado a esta maravillosa aventura de la medicina de personas espere el paraíso, pero que sepa que entra al principal terreno de juego sanitario desde el principio de los tiempos. Los demás son, inequívocamente, secundarios.

    ResponderEliminar
  9. Ser un buen médico de familia sea posiblemente lo más difícil. Ser especialista en personas es más complicado que serlo de alguna de sus divisiones fisio-patológicos si además contamos con una aparatología menos comercial como es nuestra capacidad de comunicar con nuestros pacientes simplemente con la presencia y la palabra. Lo dicho, es lo más difícil y todo un reto para cualquiera que ame esta profesión.

    ResponderEliminar
  10. Primero los atraeremos, porque los residentes necesitamos gente que nos haga las guardias de puerta.

    Luego después publicaremos las entradas correspondientes al apartado laboral. Cuando ya sea demasiado tarde... :)

    ResponderEliminar
  11. Mi recomendación a los que eligan plaza es: si de verdad tienes vocación de médico de familia no dejes de hacer la especialidad. Aunque luego termines trabajando de otra cosa, como es previsible. Pero al menos vivirás con la conciencia tranquila de haber hecho lo que te gustaba durante tus rotaciones en primaria.

    Si vas a coger familia como segunda opción, como plan B... porque no te da para lo que querías, porque "tiene salidas". Hazte un favor a tí mismo y repite el MIR. De lo contrario vas a ser un desgraciado.

    Desgraciadamente calculo que el 90% de los nuevos residentes de familia son del segundo tipo.

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado. Necesaria para ilusionar a los estudiantes... y a los MF. Tendremos más o menos casos de burocracia indebida, desconsideración, pelea por cada milímetro de mejora, etc. Seguro que cada médico tiene sus reivindicaciones y quejas de su ámbito. Lo que tengo claro es que si un estudiante desea contacto con el paciente, consideración de la comunidad con la que trabaja y un amplio abanico de actividades y competencias ha de valorar la opción de Medicina de Familia.

    ResponderEliminar
  13. El año pasado, a finales de enero, vino a mi consulta, tímida y escépticamente, una recién licenciada, Maria.
    Quería saber si podía estar unos días conmigo en la consulta, a ver si le gustaba eso de ser medico de familia.
    Los días se convirtieron en semanas, las semanas en meses,,,
    Un dia partió a Madrid para elegir el MIR, eligió Medicina Famiiar y Comunitaria !! Me sentí muy orgullosa y afortunada por haber podido transmitirle a Maria la humanidad , la suerte de ser medico de familia.
    Estuvo conmigo hasta casi el dia de su incorporación a su plaza. Contenta y agradecida, había reconocido su autentica vocación.
    Hoy es casi R2 y sigue ilusionada y luchadora por su especialidad.
    Aprendí mucho de ella y estoy segura que en mi conciencia no va a pesar ningún remordimiento por haber acercado a Maria a esta preciosa especialidad.
    Gracias Maria. Ojalá tu sigas la cadena con algun escéptico estudiante que tenga ante sí su futuro y te pida compartir su tiempo en descubrir lo que es ser medico de familia

    ResponderEliminar
  14. Gracias Juan y Mª Angeles. Sigo pensando que los pesimistas no son mayoría.

    ResponderEliminar
  15. Leo esto: "...el caso es que habrá tantas generaciones intermedías, que si han sobrevivido, no ha sido de médicos de familia, sino de urgenciólogos, de geriatras, de domiciliarios, de hospitalizaciones a domicilio..." añadiría Pediatría, Paliativos, Planificación. No soy menos Médico de Familia por desempeñar ese trabajo, precisamente tenemos el mejor perfil para realizarlo, si a lo largo de estos años tal y como está la situación laboral se nos sigue tratando de esta forma, sí que perderéis muchos Médicos de Familia por el camino que en su día la eligieron vocacionalmente creyendo en sus valores y perfil profesional. Pienso que debemos apoyar a nuestros especialistas en todo el recorrido de su vida laboral, cada uno pertenece a una época con problemáticas diferentes.

    ResponderEliminar
  16. Enhorabuena Vicente.
    y además muchas gracias.
    Como dice mi amigo Oleaga, elmundo se divide en dos tipos de personas: los que "sí" y lo que "no".Y lo que hace falta es más gente del primer grupo.
    ya sabemos que todo es una basura, que no se puede hacer nada, que intentarlo es pelear contra molinos de viento...
    Pero lo que está claro es que si se lucha por atraer a los estudiantes a hacer la expecialidad más bonita del mundo, dentro de unos años no habrá que hacerlo porque no existirá. habra sido sustituida por expertos en casos y atologias cronicas, algo que parecen desear algunos.

    ResponderEliminar
  17. Es una medicina completa que exige mucha preparación.
    A quien le guste la medicina lo mejor es la medicina de familia. Los inconvenientes los tienen todas las especialidades. Pero, ¿Hay algo más estimulante que enfrentarse a un problema de salud sin pensar “esto no es de mi campo de conocimiento"?. Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Gracias a todos los que habéis apoyado la iniciativa.
    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Especialista en Personas. Joder Vicente !!!!!!!!! Excelente como siempre.

    ResponderEliminar
  20. Gracias Rubén. La frase "especialista en personas" no es mía. En España la llevamos usando desde hace tiempo. No sé quién lo hizo la primera vez, pero parece un buen resumen.
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  21. No hay desperdicio, ser medico de familia es es el sumun y que además de hacer lo que te gusta, que te paguen...yo a mis residentes les he dicho en muchas ocasiones que no tenemos derecho a quejarnos , debemos valorar desde los pequeños detalles ..p.e.: trabajamos con calefacción en invierno, cómodos sillones giratorios sobre ruedas "ergonómicos", disponemos de nuevas tecnologías (ordenador, internet en consulta, tfn, fax...), enfermeras - colaboradoras, administrativas que nos facilitan labores (recetas de crónicos, papeleo...) , a veces un receso a media mañana para tomarnos una infusión-cafe-bocata...disponemos de coche (propio, pero que te subencionan la gasolina con un complemento de dispersión geográfica), sesiones clínicas autoformativas con residentes y otros tutores (sin intoxicaciones de la I.Farmaceútica), avisos domiciliarios que nos abren las puertas de personas que vemos la desnudez física de ellos y de las condiciones en que viven (los dos extremos, claro), somos solicitados por los representantes que además de corteses - educados nos regalan alguna chuminada ...o libros ó dardos con doble intención...
    estoy de acuerdo que ser médico de familia es vocación, responsabilidad pero si te gusta es una gozada levantarte cada día y seguir la estela del día anterior sin reproches, sin cansancio, con humor y sobretodo con amor hacia lo que haces y hacia quien tienes al lado.
    Gracias Vicente, yo de mayor tb quiero ser y seguir siendo médico de familia, de cabecera, de pueblo pero como habéis dicho... de PERSONAS

    ResponderEliminar
  22. Enhorabuena Vicente por el post. No corren tiempos fáciles para nadie... ni para los que llevan años dedicados a la medicina de familia ni para los que acabamos de aterrizar... pero sumado a lo que propones comparto con vosotros un comentario que también colgué en Medico Critico sobre el mismo tema:
    Y añadiría... elijas lo que elijas... no olvides:
    - que todo este camino recorrido NO acaba con el certificado de "especialista"...
    - que tu-grano-de-arena forma parte del TODO... que es la atención al Paciente y lo suyo...
    - que los demás no son más-ni-menos, ni amigos-ni-enemigos...son otro eslabón de la cadena.
    - por último, no olvides mimar eso que llaman escepticismo.

    ResponderEliminar
  23. Demasiado blancos los dientes de la anunciante : se los debe lavar con Ariel.....(poco creible : poner a una tía normal, no pongaís a una con las protesis de Juancarlos king )

    ResponderEliminar
  24. En estos días, tras haber aprobado una OPE estoy despidíendome de mis pacientes al tener que desplazarme. Me está llamando la atención el agradecimiento que me están mostrando por aliviarles en la enfermedad; haber paliado el sufrimiento de sus seres queridos y acompañarlos en la pérdida, haber detectado situaciones de maltrato y favorecer la separación, escuchar sus problemas, pero también sus alegrías, conocer a los nuevos miembros de sus familias.
    He aprendido no sólo medicina, también a escuchar, a acompañar, a negociar, a favorecer la adaptación...
    Les he visto llorar en la despedida y me han hecho emocionarme. No creo que ningún especialista pueda llegar a este grado de vinculación con sus pacientes.
    Yo soy de los que repitió el MIR por no tener una buena nota en el primero y en el segundo, aún a pesar de poder escoger especialidad, escogí medicina de familia porque entendía que el resto de especialidades "se me quedaban cortas". He tenido la suerte de haber terminado la residencia hace 4 años y, a pesar de haber tenido contratos hasta de días, no he parado un día de trabajar y tras 4 años tener una plaza fija.
    Y, por supuesto, si tuviese que volver a elegir, repetiría medicina de familia

    ResponderEliminar
  25. De acuerdo con que terminar la residencia y entrar en la desesperación de los contratos-basura es un asco, pero hay que tener en cuenta que ésto no ocurre sólo en nuestra especialidad, así que no parece un motivo para elegir esa u otra especialidad....

    Por otro lado, totalmente de acuerdo con que no tiene mucho sentido formar más médicos de una especialidad de los que van a poderse asumir luego como trabajadores. Existe la opción de marchar al extranjero a trabajar existe, pero no es muy deseable, sobre todo teniendo en cuenta que uno tarda MESES en recibir una resolución con la que poder acreditar que es especialista de algo.

    Sobre que la Medicina de familia es la profesión más bonita del mundo....puede ser, pero recuerdo esa frase exacta repetida muuuuuuuuuuchas veces durante momentos de frustración de la residencia, y quien la pronunciaba nunca era alguien que trabajase en una consulta de Medicina de Familia.
    Y que durante la residencia nos formemos mayoritariamente en el medio más superespecializado, ¿ayuda? Y que la parte Comunitaria, la parte global que defendemos, se limite a algún curso, o con suerte, a una rotación fuera del medio habitual, no parece la mejor idea, porque no conozco a ningún residente de otras especialidades que se forme la mayor parte del tiempo en el que se supone que no será su campo de actuación.Tal y como están hoy en día organizados los hospitales y las diferentes especialidades, creo el formato de residencia está desactualizado...

    ResponderEliminar
  26. Con tu permiso Vicente voy a usar tu poster para Residentes de Osatzen.
    Esperamos verte pronto de nuevo
    Un saludo

    ResponderEliminar